No, Baby

Artículos

En la cinta ‘Baby Driver’, Baby recurre a un iPod para contrarrestar su tinnitus, pero expertos señalan que hacer esto en la vida real sólo genera un círculo vicioso en el que empeora la condición

El tinnitus puede estar acompañado de migraña y vértigo. El ruido se puede escuchar en cualquier parte de la cabeza, en uno o ambos oídos. Si ya viste la película “Baby Driver” es muy probable que –además de las escenas de persecución– se te hayan quedado grabados cada uno de los temas que componen el soundtrack, ya que el personaje de Baby (interpretado por Ansel Elgort) se la pasa escuchando música en sus múltiples reproductores iPod a lo largo de la trama.


Y es que Baby, al igual que millones de personas (y uno de cada siete hispanos en Estados Unidos), recurre a la música para evitar escuchar el severo tinnitus que padece. Conocido también como “el mal del músico”, el tinnitus se distingue porque la persona escucha sonidos “fantasma”, ya que éstos no existen y son una percepción fabricada por el cerebro.


Se puede escuchar desde una especie de tecleo, hasta un zumbido o silbido sin cesar. De acuerdo a Dan Polley, un investigador de la Universidad de Harvard y director del Lauer Tinnitus Research Center, “los sonidos fantasma se pueden ‘disfrazar’ temporalmente con sonido del ambiente” o con música a todo volumen como es el caso de Baby en la película que actualmente está en cartelera.

Pero aunque no dañes tu capacidad de escucha al tener tu dosis diaria de canciones a todo volumen, tratar de opacar el tinnitus con otros sonidos puede inclusive empeorar la condición, según la British Tinnitus Association, entrando en un círculo vicioso. Por ello, expertos recomiendan que si padeces tinnitus escuches música en un nivel ligeramente más suave que el sonido fantasma. Así, el cerebro se acostumbrará a ponerle atención a otros sonidos más que a los del tinnitus.

Fuente: http://www.reporteindigo.com

Comparte en.....