El ruido en el trabajo y el de las armas son extremadamente dañinos

Artículos

La exposición al ruido en el trabajo y el ruido de los disparos en actividades de ocio producen pérdida de audición, según un exhaustivo estudio llevado a cabo en Noruega.

En el estudio se examinó a más de 50.000 adultos de más de 19 años para detectar una pérdida de audición, y se les preguntó acerca de su exposición diaria al ruido. Los cazadores que usan escopetas y rifles son especialmente propensos a padecer una pérdida de audición.


El estudio puso de manifiesto los contundentes efectos negativos del ruido impulsivo, que en la zona noruega donde se realizó el estudio, se trata principalmente de disparos.


El dieciséis por ciento de los hombres estaban expuestos a este tipo de ruido y, entre ellos, la media de pérdida de audición de altas frecuencias era de 7,9 decibelios, en el grupo de edad de 45 a 64 años. El ruido en el lugar de trabajo es también perjudicial, de nuevo mayoritariamente entre los hombres, según los resultados del estudio.

Entre el 10 por ciento de los hombres que se pasaban la mayor parte del tiempo expuestos a ruido en el trabajo, la media de pérdida de audición medida era de 3 a 10 decibelios. Entre los más afectados, se encontraban los hombres de más de 45 años del sector de la construcción, con una media de pérdida auditiva de altas frecuencias de 2,2 dB.

Los investigadores estudiaron además otros factores que podían afectar a la capacidad auditiva, descubriendo que los traumatismos en la cabeza y las infecciones de oído constantes incrementaban también el riesgo de padecer problemas auditivos.

Fuente: hear-it.org – Imagen de bridgesward en Pixabay