Yoga

Hacer yoga con pérdida auditiva y tinnitus

Artículos

El yoga es una forma divertida y saludable de lidiar con las frustraciones de la pérdida auditiva. ¡Amo el yoga! No solo es divertido, sino que los beneficios para la salud me parecen extraordinarios. Mi práctica de yoga me salvó de una lesión real durante una caída el año pasado y creo que, combinada con la meditación , me ha ayudado a calmar la gravedad de mi tinnitus.. Recomiendo el yoga a todos los que conozco, ¡tengan o no pérdida auditiva!, sugiere Shari Eberts, según publica la edición digital de la revista Psychology today. – Foto de Racool_studio – www.freepik.es.

Pero a veces las personas con pérdida auditiva se muestran escépticas. Se preguntan: “¿Cómo podré seguir en clase si no puedo escuchar al instructor? o “¿Mis audífonos permanecerán puestos durante las posturas?” O “¿Las clases serán demasiado ruidosas?” Todas estas son preocupaciones reales, pero pueden compensarse eligiendo la clase adecuada con un instructor comprensivo.

Practico Bikram Yoga, que se realiza en una habitación climatizada. Me gusta porque es tranquilo, sin música ni otras distracciones. Los profesores no demuestran las posturas, sino que guían a la clase con su voz, a menudo con auriculares con micrófono para que se les escuche en toda la sala. La clase es idéntica cada vez, así que siempre sé qué postura vendrá después, y hay espejos en el frente de la sala para que pueda ver fácilmente cuando la clase entra y sale de una postura. Pero el calor no es para todos, explica Shari Eberts.

También he asistido a otro tipo de clases de yoga, algunas con más éxito que otras. Lo mucho que disfruto de la clase siempre se reduce a la calidad del instructor, mi familiaridad con las posturas de antemano y mi capacidad para simplemente relajarme y seguir la corriente. Mi pérdida de audición no suele ser un factor importante a menos que lo deje.

Estos son mis consejos para practicar yoga con pérdida auditiva

  1. Haga su investigación. El yoga se ha vuelto tan popular que probablemente haya varios estudios en tu ciudad. Visítelos y pídale al gerente que le recomiende clases e instructores que eviten la música fuerte y que tiendan a repetir la misma serie de posturas en cada clase. Hábleles de su pérdida auditiva; puede haber otros estudiantes en el mismo barco. Pregunte qué clases atraen a estudiantes con una amplia gama de edades y habilidades; esto hará que la clase sea menos intimidante.

2. Primero tome una clase de introducción o algunas lecciones privadas. La mayoría de los estudios ofrecen talleres para nuevos estudiantes mensualmente o con mayor frecuencia. Esta es una excelente manera de aprender los conceptos básicos en un entorno más pequeño donde la audición será más fácil y la atención personalizada es la norma. La familiaridad con las posturas le dará confianza antes de dirigirse a una clase grupal. Si no hay clases para nuevos estudiantes disponibles, siempre puede probar un DVD de yoga para principiantes en casa para aprender algunos de los conceptos básicos.

En clase

  1. Habla con el maestro antes de la clase. Dígale al maestro al comienzo de la clase sobre su pérdida auditiva y pregunte cuál es el mejor lugar para instalar su tapete según el lugar donde el maestro pasará la mayor parte de su tiempo. Este conocimiento también permitirá que el maestro le brinde ayuda adicional si parece que se está perdiendo algo. Muchos estudiantes hablarán sobre las limitaciones físicas, como una lesión o enfermedad, con el profesor de yoga antes de la clase; hablar de su pérdida auditiva no parecerá extraño en absoluto.

2. Coloque su tapete en el medio de la habitación. Aquí, puedes observar a las personas que están frente a ti si no escuchas las instrucciones del maestro Y puedes ver a otros yoguis detrás de ti o al costado si estás haciendo posturas en las que no estás mirando hacia adelante.

3. Vaya con la corriente. ¡Oye, es solo yoga! A quién le importa si está atrasado en la transición de una postura a otra o si sus posturas no parecen estar listas para la competencia . Se trata de su salud y bienestar mental y nada más que eso es realmente importante. Además, se vuelve más fácil cuanto más lo haces. No espere la perfección desde el principio.

4. Sea persistente. Es posible que la primera clase que pruebe no sea la adecuada para usted. Prueba otra clase o un instructor diferente o incluso un estilo diferente de yoga. Es como probar audífonos o príncipes: el primero que beses puede que no sea una buena pareja.

El yoga no es para todos, pero si estás interesado en probarlo o mantener una práctica regular, no dejes que tu pérdida auditiva te detenga. No solo son importantes los beneficios físicos del yoga (músculos más fuertes y flexibilidad mejorada), los beneficios mentales también son numerosos. El yoga en su máxima expresión combina posturas físicas con una filosofía de paciencia y autoaceptación, que puede resultar muy útil cuando se trata de las frustraciones cotidianas de la pérdida auditiva.. Sé que lo hace por mí, afirma Shari Eberts.

Vía: Psychology today