El Impacto Invisible: Cambios en el Cerebro Asociados a la Pérdida de Audición

Artículos

La disminución de la capacidad auditiva puede generar alteraciones microestructurales en el lóbulo temporal y la corteza frontal, según revela un estudio realizado por investigadores de la Universidad de California en San Diego y el Instituto de Investigación de Salud Kaiser Permanente de Washington. Imagen de DCStudio en Freepik.

Este fenómeno, que afecta a más del 60 por ciento de los adultos mayores de 70 años en los Estados Unidos y se asocia con un mayor riesgo de demencia, ha sido objeto de investigación para comprender mejor su conexión.

En la edición del 21 de noviembre de 2023 del Journal of Alzheimer’s Disease, los investigadores informaron que los participantes del estudio que presentaban discapacidad auditiva exhibían diferencias microestructurales en las áreas auditivas del lóbulo temporal y en regiones de la corteza frontal relacionadas con el procesamiento del habla y el lenguaje, así como áreas vinculadas a la función ejecutiva.

La Dra. Linda K. McEvoy, profesora emérita de la Facultad de Salud Pública y Ciencias de la Longevidad Humana Herbert Wertheim de UC San Diego e investigadora principal del Instituto de Investigación de Salud Kaiser Permanente de Washington, quien lideró la investigación, explicó que estos hallazgos sugieren que la discapacidad auditiva puede desencadenar cambios en áreas cerebrales asociadas con el procesamiento de sonidos y la atención.

El esfuerzo adicional requerido para comprender los sonidos podría resultar en cambios cerebrales que aumentan el riesgo de demencia.

En este sentido, McEvoy recomienda intervenciones que reduzcan el esfuerzo cognitivo necesario para comprender el habla, como el uso de subtítulos en televisión y películas, audífonos, visitas a entornos tranquilos y aplicaciones de conversión de voz a texto.

Estas medidas podrían ser cruciales para proteger el cerebro y disminuir el riesgo de demencia, según la investigadora.

El estudio, que contó con la colaboración de investigadores de la Facultad de Medicina de UC San Diego, utilizó datos del Estudio sobre envejecimiento saludable de Rancho Bernardo, un estudio de cohorte longitudinal lanzado en 1972.

Los resultados destacan la asociación entre la discapacidad auditiva y cambios cerebrales regionales específicos causados por la privación sensorial y el mayor esfuerzo requerido para procesar estímulos auditivos.

«Los hallazgos enfatizan la importancia de proteger la audición evitando la exposición prolongada a sonidos fuertes, usando protección auditiva cuando se utilizan herramientas ruidosas y reduciendo el uso de medicamentos ototóxicos». – Emilie T. Reas, Ph.D., coautora, profesora asistente, Facultad de Medicina de UC San Diego

Fuente: Universidad de California – San Diego – Referencia de la revista: McEvoy, LK y col . (2023). Los umbrales elevados de tonos puros se asocian con una microestructura alterada en áreas corticales relacionadas con el procesamiento auditivo y la asignación de atención. Revista de la enfermedad de Alzheimerdoi.org/10.3233/JAD-230767

Vía: news-medical.net