COVID 19

No tiene sentido vacunar a quienes han tenido COVID-19: Hallazgos del estudio de la Clínica Cleveland

COVID 19

Científicos de la Clínica Cleveland, EE. UU., evaluaron recientemente la efectividad de la vacunación contra la enfermedad por coronavirus 2019 COVID-19) entre personas con o sin antecedentes de infección por coronavirus 2 (SARS-CoV-2) del síndrome respiratorio agudo severo, refiere un artículo en referencia al Estudio: Necesidad de la vacuna COVID-19 en individuos previamente infectados, escrito por la Dra. Sanchari Sinha Dutta, Ph.D. para el portal web de información médica NEWS MEDICAL – Foto creado por freepik – www.freepik.com.

Los hallazgos del estudio revelan que las personas con infección previa por SARS-CoV-2 no obtienen beneficios adicionales de la vacunación, lo que indica que las vacunas COVID-19 deben priorizarse para las personas sin infección previa. El estudio está disponible actualmente en el servidor de preimpresión medRxiv * ( no revisado por pares ).

Fondo

En los Estados Unidos, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (FDA) ha otorgado una autorización de uso de emergencia para dos vacunas COVID-19 basadas en ARNm desarrolladas por Pfizer / BioNTech y Moderna, que han demostrado una alta eficacia contra la infección por SARS-CoV-2 y COVID -19 enfermedad en ensayos clínicos. Sin embargo, la capacidad de vacunar a una gran parte de la población mundial está limitada por el suministro de vacunas.

Con el fin de garantizar un acceso justo a las vacunas en todo el mundo, se lanzó la iniciativa COVID-19 Vacunas Global Access (COVAX). En muchos países, especialmente en aquellos con un nivel socioeconómico bajo, existe una grave escasez de vacunas. Por lo tanto, para obtener los máximos beneficios de la vacuna, se debe priorizar la vacunación a la población más vulnerable.

Actualmente, la mayoría de los países priorizan la vacunación para los trabajadores de la salud y otros trabajadores de primera línea, las personas mayores y las personas con comorbilidades.

Para reducir aún más los criterios de priorización, los científicos del estudio actual han evaluado la necesidad de las vacunas COVID-19 para las personas que estaban previamente infectadas con el SARS-CoV-2.

Explicación de «infectado previamente» analizado como una covariable independiente del tiempo y «vacunado» tratado como una covariable dependiente del tiempo.

Diseño del estudio

El estudio se realizó en 52.238 empleados de la Clínica Cleveland. Se consideró que una prueba de RT-PCR positiva definía la infección por SARS-CoV-2. Los participantes recibieron dos dosis de la vacuna Pfizer / BioNTech o Moderna COVID-19 en un intervalo de 28 días. Un participante se consideró vacunado después de 14 días de recibir la segunda dosis de vacuna. De manera similar, un participante que dio positivo por SARS-CoV-2 al menos 42 días antes del inicio de la vacunación se consideró previamente infectado.

Observaciones importantes

De todos los participantes inscritos, el 5% tenía una infección previa por SARS-CoV-2. En comparación con el 59% de los participantes no infectados, solo el 47% de los participantes previamente infectados fueron vacunados al final del estudio. Aproximadamente el 63% de todos los participantes vacunados recibieron la vacuna Moderna.

El análisis de la incidencia acumulada de COVID-19 reveló que durante el transcurso del estudio, la infección por SARS-CoV-2 ocurrió casi exclusivamente en participantes que no estaban previamente infectados y no fueron vacunados.

Curiosamente, no se observaron diferencias significativas en la incidencia de COVID-19 entre los participantes previamente infectados y los no vacunados actualmente, los participantes previamente infectados y actualmente vacunados, y los participantes previamente no infectados y actualmente vacunados.

Los participantes de estos tres grupos exhibieron una incidencia significativamente menor de infección por SARS-CoV-2 en comparación con los participantes no infectados previamente y no vacunados actualmente.

Específicamente, de todas las infecciones durante el período de estudio, el 99,3% se produjo en participantes que no estaban infectados previamente y permanecieron sin vacunar. Por el contrario, solo el 0,7% de las infecciones se produjeron en participantes que no estaban previamente infectados pero que estaban vacunados en la actualidad.

Es importante destacar que no se observó una sola incidencia de infección por SARS-CoV-2 en participantes previamente infectados con o sin vacunación.

Gráfico de Simon-Makuch que muestra la incidencia acumulada de COVID-19 entre sujetos previamente infectados y no previamente infectados con COVID-19, que recibieron y no recibieron la vacuna. Las curvas para los no vacunados se basan en datos para aquellos que no recibieron la vacuna durante la duración del estudio y para aquellos que esperan recibir la vacuna. El día cero fue el 16 de diciembre de 2020, día en que se inició la vacunación en nuestra institución. Las barras de error representan intervalos de confianza del 95%. Siete sujetos que habían sido vacunados anteriormente como participantes en ensayos clínicos se consideraron vacunados durante la duración del estudio. Doce sujetos que recibieron su primera dosis en la primera semana de la campaña de vacunación lograron recibir su segunda dosis tres semanas después,

Con un análisis estadístico adicional, se observó que la vacuna COVID-19 redujo significativamente el riesgo de infección por SARS-CoV-2 en participantes previamente no infectados pero no en participantes previamente infectados.

Aunque el estudio no estimó directamente la duración de la protección contra la infección natural, se observó que los participantes previamente infectados permanecieron protegidos contra COVID-19 durante al menos 10 meses después del inicio de los síntomas o un resultado positivo de la prueba.

Importancia del estudio

La escasez de vacunas, junto con el conocimiento de que las vacunas no brindan protección adicional a quienes ya han sido infectados, es el argumento más fuerte para restringir la administración de vacunas a quienes no han tenido la infección.

Además de la profesión, la edad y las condiciones comórbidas, la infección previa debe ser una consideración importante para decidir a quién priorizar para recibir la vacuna.

Un mensaje práctico y útil sería considerar que el COVID-19 sintomático es tan bueno como haber recibido una vacuna, y que las personas a las que se les ha confirmado el COVID-19 mediante una prueba de laboratorio confiable no necesitan la vacuna.

El estudio concluye que «es poco probable que las personas que tienen una infección sintomática de SARS-CoV-2 confirmada por laboratorio se beneficien de la vacuna COVID-19, y las vacunas pueden priorizarse de manera segura frente a aquellas que no han sido infectadas antes».

Por el contrario, las personas sin una infección previa por SARS-CoV-2 pueden obtener los máximos beneficios de la vacunación. Por lo tanto, según los hallazgos del estudio, las vacunas COVID-19 deben priorizarse para las personas que no han recibido tratamiento previo sin antecedentes de infección por SARS-CoV-2.

Referencia de la revista: Shrestha NK. 2021. Necesidad de la vacuna COVID-19 en individuos previamente infectados: un estudio de cohorte retrospectivo. medRxiv . https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2021.06.01.21258176v2.

Vía: www.news-medical.net

También te puede interesar:

La variante B.1.351 del SARS-CoV-2 de Sudáfrica escapa fácilmente a la vacuna Sputnik
La nueva máscara híbrida permite a los otorrinolaringólogos ver a más pacientes
Pedido de ayuda vía telefónica para el tinnitus aumentó considerablemente desde el inicio de la pand...
Los corticosteroides pueden salvar la vida de los pacientes con COVID-19 en estado crítico
Papel de los audiólogos en el tratamiento de pacientes con COVID-19
Coronavirus: por qué estamos investigando el impacto a largo plazo en la audición
Fumar y vapear aumentan significativamente el riesgo de COVID-19 en adolescentes y adultos jóvenes
Mi tinnitus es 'peor que nunca' debido al estrés de la crisis de Covid, dice una mamá
Investigadores descubren que el coronavirus podría alojarse en el oído
La infección previa por SARS-CoV-2 puede anular la necesidad de dos dosis de vacuna
Respuestas de anticuerpos tras infección por SARS-CoV-2 son más potentes que las provocadas por la v...
Ebselen, fármaco sintético para el trastorno bipolar y la pérdida auditiva, podría ayudar a tratar e...
Vínculo entre la vacunación COVID-19 y el tinnitus
COVID-19 grave relacionado con la edad, el índice de masa corporal y el grupo sanguíneo ABO
Deterioro de la audición informado por pacientes dados de alta con Covid-19
Las variantes del SARS-CoV-2 de Sudáfrica y Brasil pueden evadir los anticuerpos de terapias, vacuna...
Los investigadores evalúan el tinnitus preexistente o desarrollado durante la pandemia
¿Podría la ivermectina ser un antiviral eficaz contra el SARS-CoV-2?
Los científicos dicen que el repelente de insectos mata al coronavirus SARS-CoV-2 en las superficies
Los científicos revelan las mejores y las peores mascarillas faciales para la protección COVID-19