Vacuna covid-19

Al menos 1.500 personas se quejan de desarrollar tinnitus después de la vacuna

Artículos Coronavirus COVID 19

La mitad de la población del Reino Unido ha recibido al menos una vacuna contra el Covid-19 y Public Health England dice que las vacunas ya han salvado al menos 6.000 vidas y han evitado que muchos se enfermen. Pero a pesar de todo su éxito, el lanzamiento ha suscitado dudas sobre efectos secundarios raros pero graves. Lo que llamó la atención del público es el riesgo mínimo de coágulos de sangre de la vacuna AstraZeneca, refiere un artículo escrito por PAT HAGAN y publicado por DAILY MAIL, en su portal web dailymail.co.uk. – Imagen de www.freepik.com.

Aunque no hay pruebas de que la vacuna sea el culpable, la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA) ha recomendado que a los adultos menores de 30 años se les ofrezca una de las otras vacunas disponibles, para estar seguros.

La Asociación Británica de Tinnitus (BTA) dice que los informes no prueban que las vacunas sean las culpables e incluso si así lo fueran, pero se calcula que una de cada 24,000 personas inyectadas probablemente sufra un zumbido en los oídos en forma temporal.

Los coágulos de sangre no son el único efecto adverso que se sospecha

Hasta ahora, al menos 1.500 personas se han quejado a la MHRA, informando de que como efectos secundarios han desarrollado el temido tinnitus o zumbido en los oídos, después de ser vacunado.

La MHRA ha recibido casi 200.000 informes de pacientes que sospechan que han experimentado efectos secundarios de la vacuna.

Los 1500 para el tinnitus parecen estar divididos aproximadamente a partes iguales entre las vacunas de AstraZeneca y Pfizer.

Pero, ¿las vacunas inyectadas en el brazo pueden dañar realmente el funcionamiento interno del oído?

La Asociación Británica de Tinnitus (BTA) señala que los informes no prueban que las vacunas sean las culpables y, incluso si lo hicieran, todavía significa muy poco, o sea una de cada 24,000 personas inyectadas probablemente sufra un zumbido en los oídos temporal.

A pesar de su éxito, el lanzamiento ha generado dudas sobre efectos secundarios poco frecuentes pero graves. Lo que llamó la atención del público es el riesgo mínimo de coágulos de sangre de la vacuna AstraZeneca.

“La evidencia parece mostrar que las vacunas contra el coronavirus son seguras y que es probable que los efectos secundarios sean leves”, indica la BTA.

“La probabilidad de que las vacunas causen o empeoren el tinnitus parece ser muy baja”.

De hecho, las posibilidades de desarrollar tinnitus después del pinchazo pueden ser mucho menores que después del virus en sí.

La BTA dice que vio un aumento del 256 por ciento en la cantidad de personas que acceden a su sitio web para obtener información entre mayo y diciembre del año pasado, antes de que comenzaran las vacunas, pero en un momento en que cientos de miles estaban infectados con el virus.

Y un estudio de la Universidad de Manchester, publicado en el International Journal of Audiology en julio de 2020, encontró que casi el 15 por ciento de los pacientes hospitalizados con Covid-19 informaron pérdida de audición y tinnitus ocho semanas después.

En diciembre, el tinnitus fue incluido como uno de los 30 síntomas de Covid prolongado.

Los científicos no están seguros de cómo el virus puede provocar tinnitus o empeorar una afección existente.

El estrés por la infección, o los efectos del confinamiento en la salud mental, es casi con certeza un factor, asegura el profesor Nirmal Kumar, cirujano consultor de oído, nariz y garganta en Wrightington, Wigan and Leigh NHS Foundation Trust y presidente de ENT UK, que representa a expertos en el campo.

“El tinnitus puede ser provocado y empeorado por el estrés, y estamos notando que los pacientes están teniendo problemas con su empeoramiento debido a los efectos de la cuarentena”.

Las infecciones también pueden dañar el oído interno al dañar el nervio auditivo, tal vez a través de una producción excesiva de citocinas (células del sistema inmunológico que pueden causar inflamación dañina) o al causar coágulos que cortan el suministro de sangre a las delicadas estructuras del oído interno.

Si el propio Covid-19 puede desencadenar tinnitus, ¿podría hacerlo la vacuna?

El profesor Kumar dice: “Podría ser completamente una coincidencia, o podría ser un efecto real pero muy raro.

«La vacuna produce una respuesta inmunitaria similar, por lo que se podría suponer que tiene el mismo efecto en los nervios del oído.

Vía: dailymail.co.uk