Guía Completa sobre Barotrauma del Oído: Prevención, Síntomas y Cuidados

Artículos

El barotrauma del oído, también conocido como barotitis media, puede manifestarse como un malestar ocasionado por los cambios de presión atmosférica o acuática, generando molestias en el oído. Imagen de user18526052 en Freepik.

Este fenómeno puede ocurrir durante actividades como vuelos en avión, viajes en coche por zonas montañosas o incluso inmersiones submarinas, donde los buceadores pueden experimentar la enfermedad por descompresión que afecta diversas partes del cuerpo, incluido el oído.

La presión del aire en el oído medio generalmente se equilibra con la presión externa gracias a la trompa de Eustaquio, una conexión vital entre el oído medio, la parte posterior de la nariz y la parte superior de la garganta. Cuando esta trompa se obstruye, se produce una disparidad de presión que puede desencadenar el barotrauma.

Este problema no es ajeno a muchas personas y suele manifestarse durante cambios de altitud, como al ascender en un avión, bucear o transitar por zonas montañosas. La predisposición al barotrauma aumenta si se padece congestión nasal debido a alergias, resfriados o infecciones respiratorias.

Los síntomas comunes incluyen mareos, molestias en uno o ambos oídos, una leve pérdida de audición, sensación de congestión auricular y, en casos más severos o prolongados, dolor de oído, presión como si estuviera bajo el agua, pérdida de audición moderada a grave e incluso sangrado nasal.

Para aliviar el malestar, se pueden tomar medidas como masticar chicle, practicar la inhalación y exhalación suave con las fosas nasales y la boca cerradas, chupar caramelos o bostezar. En vuelos, se recomienda no dormir durante el descenso y aplicar estas técnicas para destapar la trompa de Eustaquio. Para bebés y niños pequeños, alimentarlos o dar sorbos de leche puede ser útil.

Si los cuidados caseros no alivian la molestia en unas pocas horas o si la afección es grave, es aconsejable buscar atención médica. Los profesionales pueden recetar medicamentos como antihistamínicos, descongestionantes orales o en aerosol nasal, esteroides o incluso antibióticos en casos más severos para prevenir infecciones.

En circunstancias excepcionales, cuando otros tratamientos no son efectivos, la cirugía, como la miringotomía, puede ser necesaria para aliviar la presión en el tímpano. En casos recurrentes o propensión al barotrauma, se podría considerar la colocación de tubos en el tímpano mediante cirugía. Es esencial tener en cuenta que el barotrauma generalmente responde bien a los cuidados personales y rara vez conduce a complicaciones graves.

Para prevenir el barotrauma, se pueden utilizar descongestionantes nasales o antihistamínicos antes de enfrentar cambios de altitud, y se aconseja evitar dichos cambios en caso de infecciones respiratorias o alergias. Consultar con un médico sobre el uso de descongestionantes antes de bucear con tanque de oxígeno puede ser beneficioso. Si los síntomas persisten o se presentan nuevos, como secreción o sangrado del oído, fiebre o dolor intenso, se debe buscar asesoramiento médico.

Referencias: O’Reilly RC, Sando I. Anatomy and physiology of the Eustachian tube. In: Cummings CW, Flint PW, Haughey BH, et al, eds. Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 5th ed. Philadelphia, PA: Mosby Elsevier; 2010:chap 131.

Arts HA. Sensorineural hearing loss in adults. In: Cummings CW, Flint PW, Haughey BH, et al, eds.Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 5th ed. Philadelphia, PA: Mosby Elsevier; 2010:chap 149.

Byyny RL, Shockley LW. Scuba diving and dysbarism In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al, eds. Rosen’s Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Mosby Elsevier; 2013:chap 143.

Vía: nlm