El tinnitus es un intento fallido del cerebro por repararse afirman neurocientíficos

Artículos Estudios Investigaciones Noticias

El tinnitus parece ser producido por una confluencia desafortunada de los cambios estructurales y funcionales en el cerebro, dicen los neurocientíficos de la Georgetown University Medical Center (GUMC).

Los pitidos fantasma escuchados por cerca de 40 millones de personas en los EE.UU. actualmente, se deben a que el cerebro intenta pero no puede proteger a la persona contra los abrumadores estímulos auditivos, dicen los investigadores en la edición de enero 13 de Neuron.

Añaden que el mismo proceso puede ser la causa de dolor crónico y otros trastornos de la percepción. Los investigadores dicen que la ausencia de sonido es causada por la pérdida en frecuencias determinadas causadas por el envejecimiento normal, la exposición al ruido fuerte o un accidente, y las fuerzas del cerebro lo que intentan es producir sonidos para reemplazar lo que ahora falta.

Pero cuando el sistema límbico del cerebro, que interviene en el procesamiento de emociones y otras funciones, se abstiene de poner fin a estos sonidos alcanza el procesamiento auditivo consciente, y da como resultado el tinnitus.

Creemos que una desregulación de las redes límbica y auditiva puede ser la causa del tinnitus crónico”, dice el investigador principal del estudio, Josef P. Rauschecker, PhD, neurocientífico.

“Una cura definitiva para el tinnitus puede depender de la comprensión detallada de la naturaleza y el fundamento de esta desregulación.”

El zumbido no es curable, aunque los antidepresivos parecen ayudar a algunos pacientes, al igual que el uso de cinta para disminuir el ruido de los pitidos. Utilizando imágenes de resonancia magnética funcional (fMRI), los investigadores de Georgetown probaron con 22 voluntarios, la mitad de los cuales habían sido diagnosticados con tinnitus crónico.

Encontraron que la hiperactividad moderada estuvo presente en la corteza auditiva primaria y posterior de los pacientes de tinnitus, pero que el núcleo accumbens exhibió el mayor grado de hiperactividad, específicamente ante los sonidos que fueron combinados con frecuencias perdidas en los pacientes.

Basados en sus hallazgos, los investigadores sostienen que la clave para la comprensión del tinnitus consiste en entender cómo los sistemas auditivo y límbico interactúan para influir en la percepción, ya sea del sonido, emociones, dolor, etc.

Fuente: sciencedaily.com


Comparte en.....