Fanático del rock, de 53 años, se suicidó después de que el tinnitus lo dejó escuchando música country y occidental día y noche

Artículos


Por CHRIS PLEASANCE PARA MAILONLINE – Este artículo se publicó originalmente en Dailymail Mitchell, de 53 años, fue diagnosticado con tinnitus después de asistir a un pub a escuchar a unas bandas. La condición era tan mala que el simple ruido de una tetera hirviendo era demasiado para él. También sufría alucinaciones auditivas oyendo música country que sonaba en su cabeza.

A pesar de su sufrimiento, la esposa Linda recuerda que Glen siempre decía a modo de broma: “Si voy a sufrir de esto, al menos me hubiera dejado escuchar algo de buen rock and roll”. 12 semanas después de su diagnóstico, Glen Mitchell se quitó la vida, sintiéndose “ignorado” por los médicos.

El era bombero retirado, y se quitó la vida después de sufrir un colapso mental mientras luchaba contra el tinnitus severo, reveló su esposa. Glen Mitchell, de 53 años, escuchaba dolorosos pitidos, zumbidos y silbidos.

Glen Mitchell, de 53 años, se suicidó 12 semanas después de tener tinnitus mientras escuchaba una banda ruidosa en un pub, dijo su esposa Linda.

También sufría alucinaciones auditivas, lo que significa que la música country y occidental escuchaba continuamente en su cabeza, privándolo de dormir.

La esposa Linda explica que le diagnosticaron la afección después de asistir a un pub a escuchar a unas bandas, y solo 12 semanas después se quitó la vida.

Ella comentó que su pareja se sentía ignorada y menospreciada por los médicos quienes le ofrecieron muy poca ayuda a pesar de su ansiedad ‘obvia’.

Linda, de 45 años, de Duston, Northampton comenta: “Estuvimos casados durante diez años, pero habíamos estado juntos durante 22 años y teníamos una vida muy feliz”.

“Era un tipo feliz, saludable, amante de la diversión, trabajador, activo, que se mantenía muy en forma. Todo eso cambió tan rápido que es casi difícil de comprender. Todo comenzó cuando mi esposo Glen y yo fuimos a nuestro pub local para ver una banda en vivo“.

“Tocaron música rock moderna como The Jam, ese tipo de cosas, pero fueron muy fuertes hasta el punto de que acabamos optando por salir de ahí. Lo que ocurrió posteriormente fue desgarrador y frustrante”.

Ella dijo que la condición lo dejó exhausto e incapaz de dormir debido a los ruidos que estaba escuchando. Glen recorría las calles hasta las 4 de la mañana en un intento desesperado por cansarse hasta el punto de poder quedarse dormido.

También comenzó a experimentar ansiedad de que el tinnitus nunca desaparecería, lo que condujo a un “rápido deterioro mental”, dijo.

“Eventualmente fuimos a nuestro médico de cabecera, pero fuimos atendidos y despedidos muy rápido, con demasiada facilidad y no nos ofrecieron ningún apoyo o consejo sobre dónde acudir para tratar el tinnitus o los niveles obvios de ansiedad.

Linda comentó que Glen sufría de espasmos en los oídos, escuchaba ruidos y silbidos, y se volvió tan sensible al sonido que incluso su respiración en la cama era demasiado para él. También sufría alucinaciones auditivas, escuchando música country y western en su cabeza.

‘Todos parecían desinteresados ​​y nos sentimos muy solos”. A pesar de su sufrimiento, Linda recordó que Glenn conservaba su sentido del humor. Ella agregó: “A mi esposo realmente le gustaba la música rock, era seguidor de bandas como U2 y ACDC, pero lo curioso era que estaba escuchando country y western en su cabeza”.

“El tinnitus tiene más efectos secundarios que el simple zumbido en los oídos, también puedes escuchar pitidos, silbidos, chirridos y siseos, y Glen tenía todo eso. Pero también puedes tener alucinaciones musicales al oír música que realmente no están sonando y Glen seguía escuchando música country y western.

“Él decía:” Si voy a sufrir de esto, al menos déjame escuchar algo de música rock and roll decente”.

Linda ahora comparte su historia por primera vez cuatro años después como parte de la campaña ‘Share Your Sound’ de la Asociación Británica de Tinnitus (BTA).

“Solo quiero que la gente tome conciencia del problema porque parece haber una reacción instintiva por parte de los médicos de que simplemente debes seguir adelante y tratar de vivir con él”, dijo.

“Pero puede causar tanta devastación y resultó ser una tortura absoluta para mi esposo, tanto psíquica como mentalmente. Su muerte podría haberse evitado con el nivel adecuado de apoyo psicológico y es por eso que es tan difícil de soportar”.

“Cómo un hombre lleno de vida y divertido podría haber llegado a ese punto tan rápidamente, es devastador. Estoy decidido a que se aprendan lecciones de la muerte de Glen. No debería y no es necesario llegar a un punto tan trágico y quiero alentar a cualquiera con tinnitus a no perder la esperanza”. Hay ayuda allá afuera.

“Me apasiona mucho apoyar a los médicos de cabecera para que conozcan mejor el tinnitus y el impacto potencial que puede tener la afección, de modo que puedan tratar mejor a los pacientes y mejorar su calidad de vida antes de que las cosas empeoren”.

Por CHRIS PLEASANCE PARA MAILONLINE – Este artículo se publicó originalmente en Dailymail


Comparte en.....