Fumar antes y después del parto aumenta el riesgo de pérdida auditiva en los niños

Estudios

Un estudio realizado en Japón revela que los niños tienen más posibilidades de desarrollar pérdida de audición si su madre fumaba durante el embarazo o tras el parto. 

El riesgo podría llegar al 240%. La pérdida de audición infantil estaría, de esta manera, asociada al consumo de tabaco y a la exposición al humo, de acuerdo con el estudio japonés.


Hasta un 240% más de riesgo

Para el estudio se realizó una comparación entre cinco grupos de niños clasificados según su relación con el consumo de tabaco. El primer grupo lo formaban niños que nunca se habían visto expuestos a nada (ni antes ni después del parto), mientras que los otros cuatro grupos incluían: hijos de madre exfumadora durante el embarazo, hijos de madre fumadora exclusivamente durante el embarazo y sin exposición al humo tras el parto, hijos de madre no fumadora durante el embarazo pero expuestos al humo del tabaco a los cuatro meses, e hijos de madre fumadora durante el parto y expuestos al humo a los cuatro meses.

Según revela el estudio, en comparación con el primer grupo de niños, aquellos con madre exfumadora durante el embarazo presentaban un riesgo relativo de pérdida auditiva del 26%. Aquellos cuya relación con el consumo del tabaco se limitaba a la exposición al humo a los cuatro meses tenían un riesgo relativo de desarrollar pérdida de audición del 30%. La cifra se elevaba al 68% en el caso de los niños sin exposición al humo tras el parto pero con madre fumadora durante el embarazo. Sin embargo, para el último grupo (el que incluía a hijos de madre fumadora durante el embarazo y expuestos al humo a los cuatro meses), el riesgo de padecer pérdida auditiva podía alcanzar el 240%.


«El estudio demuestra de forma fehaciente que, si se elimina el consumo de tabaco durante el embarazo y la exposición al humo tras el parto, se puede reducir el riesgo de pérdida de audición infantil. Los resultados nos recuerdan lo indispensable que es seguir trabajando para frenar el consumo de tabaco antes y durante el embarazo, así como impedir que los niños se vean expuestos al humo de los cigarrillos, señala el autor del estudio, el doctor Koji Kawakami de la Universidad de Kyoto (Japón).

Prevenir el consumo de tabaco tanto antes como durante el embarazo y eliminar la inhalación pasiva de humo podrían contribuir a reducir la pérdida de audición en los niños, según pone de manifiesto el estudio.

Información sobre el estudio

El estudio se llevó a cabo con 50.734 niños de 3 años de edad nacidos entre 2004 y 2010. El estudio Exposure to smoking before and after birth linked to hearing impairment in toddlers («La exposición al consumo de tabaco antes y después del parto se asocia a la discapacidad auditiva infantil») se publicó en la biblioteca virtual Wiley Online Library Paediatric and Perinatal Epidemiology en junio de 2018.

Fuente: https://www.hear-it.org – 19-02-2019