Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido

Uncategorized

Es una actividad anual mundial, desde hace más de 20 años, el último miércoles del mes de abril. Promoviendo el cuidado del ambiente acústico, la conservación de la audición y la conciencia sobre las molestias y daños que genera el ruido.

La contaminación acústica es un fenómeno que aumenta día a día; un problema importante, sobre todo en las ciudades con alto nivel de industrialización o densamente pobladas. La causa principal es la actividad humana: el transporte, la industria, la construcción de edificios y las obras públicas.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
El objetivo principal del Día Internacional de la Concienciación sobre el Ruido (International Noise Awareness Day) es alertar los ciudadanos acerca de los peligros que supone el ruido para su salud, como por ejemplo trastornos físicos, perdida de audición o desequilibrios psicológicos.

El ruido daña algo más que nuestros oídos

La exposición continua a ruidos fuertes causa la pérdida de audición a medio y largo plazo. Sin embargo, la exposición al sonido no deseado es mucho más que una amenaza para nuestros oídos. William H. Stewart, ex Cirujano General de EEUU, declaró: “Calificar a un ruido de molesto es como calificarlo de un pequeño inconveniente. El ruido debe de ser considerado un peligro para la salud de las personas en todas partes.”


Los estudios han correlacionado ruido con cambios fisiológicos en el sueño, la presión sanguínea y la digestión. Los estudios también han relacionado el ruido con un impacto negativo en el desarrollo del feto.

Ruido y sueño

Según Alice Suter, experto en ruido, este es es una de las formas más comunes de los trastornos del sueño y cuando la interrupción del sueño se vuelve crónica, los efectos adversos para la salud son enormes. Las investigaciones demuestra que el ruido intermitente e impulsivo es más preocupante que el ruido continuo.

La Agencia de Protección Ambiental señala un nivel interior normal de sonido (DNL) de 45 dBA (equivalente a un nivel sonoro medio nocturno de 35 dBA) para poder protegerse contra trastornos del sueño.

Ruido y cambios cardiovasculares


Los estudios muestran que la exposición al ruido se asocia con elevaciones en la presión arterial. Hay un cierto desacuerdo con respecto a si estos cambios son permanentes o temporales. Rehm (1983) indica mayores niveles de epinefrina y norepinefrina, lo que sugiere la participación cardiovascular. Rehm también encontró una correlación más allá de la molestia del ruido y los efectos adversos cardiovasculares.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Ruido y Cambios Gastrointestinales

Los estudios han relacionado la exposición al ruido con un aumento de vaciado gástrico (Kaus y Fell, 1984), con el aumento de la contracción peristáltica del esófago (Young, 1987), así como un aumento de la ansiedad. Otro estudio encontró un aumento en el uso de antiácidos y los hipnóticos, sedantes y antihipertensivos en una comunidad ruidosa, en comparación con una comunidad tranquila (Knipschild, 1977).

Ruido y molestia

El ruido es también una importante fuente de molestia. En un estudio realizado en 1997, Arline Bronzaft, encontró que casi el setenta por ciento de los residentes encuestados que viven dentro de los pasillos aéreos afirman que son molestados por el ruido de las aeronaves y que estos ruidos interfieren con las actividades diarias.

Además, los sujetos que fueron molestados por el ruido de los aviones eran más propensos a quejarse de las dificultades del sueño, además de que se perciben a sí mismos en peor estado de salud.

Ruido y salud mental

Todos sabemos que la tensión creada por el sonido no deseado, incluso el ruido que puede no estar a niveles peligrosos para nuestro oído, puede ponernos tensos y enojados.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Los estudios han encontrado que el ruido se asocia con un aumento de la agresión (Donnerstein y Wilson, 1976) y un comportamiento menos útil (Mathews y Cannon, 1975). Numerosos artículos en los principales periódicos han informado de diferencias de ruido que conducen a la violencia; en Inglaterra (agosto de 1995), el Daily Mirror informó de que en los últimos seis años, 16 o más personas fueron asesinados o se suicidaron debido al ruido crónico.

Más allá de la investigación

Aunque es necesario realizar más investigaciones, los informes indican que el ruido provoca devastadoras consecuencias para la salud. Las personas informan de que el ruido interfiere con la capacidad de dormir, comer… y que causa una amplia gama de problemas de salud que afectan la calidad de vida en general. Las personas no sólo tienen el derecho a la paz y la tranquilidad, su salud depende de ello. 

Fuente: diadelruido.comgob.mx – Fay, TH, Ruido y Salud, Academia de Medicina de Nueva York

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.