Los investigadores evalúan el tinnitus preexistente o desarrollado durante la pandemia

Artículos Investigaciones Noticias

A los pocos meses de la propagación del coronavirus en todo el mundo, los investigadores internacionales han identificado síntomas específicos y su vínculo con diversas afecciones y enfermedades. Foto de freepik.com

En un estudio reciente, los investigadores encontraron un vínculo entre Covid-19 y un síntoma relacionado con la audición llamado tinnitus.

Investigadores internacionales dirigidos por la Universidad Anglia Ruskin publicaron sus hallazgos en la revista Frontiers in Public Health , describiendo cómo ha cambiado el tinnitus durante la pandemia. El equipo analizó pacientes con acúfenos preexistentes y casos en los que el coronavirus inició el problema del oído.

Según Mayo Clinic, el tinnitus no es una afección, sino un síntoma de una afección subyacente, como la pérdida de audición o una lesión en el oído. Las personas con tinnitus experimentan una sensación incómoda al escuchar sonidos en los oídos, como un zumbido, un tarareo o un clic.

El tinnitus afecta hasta al 20% de las personas y generalmente no es un problema de salud a menos que esté relacionado con una condición subyacente, como un trastorno del sistema circulatorio. El ruido fantasma puede escucharse ocasionalmente o estar presente continuamente.

Acúfenos durante la pandemia

El estudio involucró a 3.103 personas en 48 países. El equipo descubrió que el 40% de las personas tenían síntomas de coronavirus mientras que su tinnitus empeoraba.

Los investigadores se centraron inicialmente en personas con tinnitus preexistente, pero descubrieron que siete personas solo desarrollaron tinnitus después de dar positivo por coronavirus.

En el Reino Unido, el tinnitus afecta a casi uno de cada ocho adultos. Estos casos también están relacionados con la depresión, la ansiedad y otros trastornos emocionales. Mientras tanto, en los Estados Unidos, alrededor del 29% respondió que la pandemia afectó negativamente su tinnitus.

Una de las causas comunes del tinnitus es el daño de las células ciliadas en el oído interno, que afecta la presión de las ondas sonoras. También puede desencadenarse por daño a los nervios por enfermedades crónicas.

Un porcentaje de las personas que completaron la encuesta en línea, que consta de 60 preguntas, informó que su tinnitus empeoró después de que se implementaron las medidas de distanciamiento social. El distanciamiento físico afectó drásticamente el estilo de vida y las rutinas laborales de las personas.

La necesidad de apoyo sanitario

Hay varios factores asociados con la tendencia general de empeoramiento del tinnitus, como aumento de la depresión y la ansiedad, problemas para dormir, aumento de las reuniones en línea y entornos hogareños ruidosos.

Además, aquellos con tinnitus crónico debido a afecciones subyacentes tenían menos probabilidades de buscar tratamiento durante la pandemia, mientras que el 80% de los pacientes en el Reino Unido ya estaban insatisfechos con el tratamiento prepandémico para el tinnitus disponible.

El Dr. Eldre Beukes dijo que la pandemia ha afectado negativamente a las personas con tinnitus, especialmente a aquellas con síntomas de coronavirus, lo que ha provocado un empeoramiento de las condiciones e incluso la pérdida de audición. David Stockdale, de la Asociación Británica de Tinnitus, dijo que un tratamiento deficiente durante las primeras etapas del tinnitus podría provocar afecciones graves que podrían afectar la salud mental.

El sistema de atención médica debe desarrollar una forma para que las personas con tinnitus o con problemas de audición tengan acceso a asistencia médica profesional.

Vía: Science times