Estos son algunos de los músicos que viven con tinnitus permanente

Artículos

Lo han sufrido, y sufren, artistas como Bob Dylan, Eric Clapton, Barbra Streisand, Phil Collins, Neil Young, Noel Gallagher o Chris Martin. A muchos les obliga a retirarse.

El tinnitus casi todo el mundo lo experimenta a lo largo de su vida, aunque la mayoría de los casos de forma tenue y durante pocos minutos. Muchos artistas tienen trastornos debido a esta afección. También denominado acúfeno, se manifiesta de múltiples formas: pitidos, chasquidos, zumbidos, rugidos, murmullos, como escapes de aire o agua corriendo, entre otros.


Según la OMS, este fenómeno lo sufren en España casi 4 millones de personas, un 8% de la población. Sus trastornos más frecuentes son el insomnio, la ansiedad o la pérdida auditiva y puede estar producido por grandes exposiciones a ruidos, estrés laboral, como síntoma del taponamiento de oídos o por el síndrome de Ménière (una presión demasiado alta de los líquidos del oído).

Muchos artistas reconocen sufrir esta afección auditiva, aunque algunos lo llevan mejor que otros. El problema del tinnitus es que no tiene cura como tal y sólo pueden reducirse sus efectos con tratamientos. El consumo de alcohol, cafeína o antibióticos, sumado a la continua exposición a altos ruidos no hacen más que intensificar el problema. Lo sufren o han sufrido artistas como Bob Dylan, Eric Clapton, Barbra Streisand, Phil Collins, Neil Young, Noel Gallagher o Bono, de U2.

El mítico vocalista de Ska-P, Pulpul, ha anunciado su retirada de los escenarios debido al “ejército de grillos” que suena constantemente en su cabeza debido al tinnitus. No quiere continuar porque si sigue “expuesto a muchos decibelios la intensidad de los acúfenos crece”. No quiero obsesionarme y seguiré intentándolo con otros tratamientos alternativos a los fármacos, ya que los médicos me dicen que no existe cura de momento”, asegura.


Laureados guitarristas como Eric Clapton aseguran estar pensando en retirarse definitivamente debido a problemas auditivos de todo tipo. Para Jeff Beck, la enfermedad es como “un tipo arañando la ventana con sus uñas y haciendo un sonido horrible. No puedo soportarlo”. Otros como Neil Young reconocen haberse apartado algún tiempo de los escenarios debido al tinnitus, al que se ha enfrentado “aprendiendo a tomar precauciones”.

Pero no todos son rockeros, Barbra Streisand convive con este problema desde la infancia. Debido a ello sufre problemas de equilibrio y ha manifestado que ansía “conseguir estar en silencio” porque está “cansada del constante ruido dentro de mi cabeza”. También sufre desequilibrios, sumados a vértigos y nauseas, el mítico Phil Collins, que tuvo que retirarse debido a su larga carrera musical, y que padece actualmente un miocardio en el oído interno.

Los hay más optimistas, como uno de los líderes de Oasis, Noel Gallagher que sufre un zumbido “por tocar la guitarra desde hace veinte años” quien dice “lo he pensado tan bien que si tuviera que morir de una enfermedad cerebral, sabría que ha merecido la pena”.

Los también músicos ingleses Chris Martin, de Coldplay, o Pete Townshend, de The Who, también viven a diario con este problema. En el caso del primero, le “hubiera gustado haberlo tenido en cuenta antes” y asegura que “ahora todos usamos tapones auditivos hechos a medida, y mi condición no ha empeorado”.

En cuanto al guitarrista de The Who, sus compañeros aseguran que “está sordo como una tapia”. Leyendas como Bob Dylan admiten incluso haberse inspirado en esta afección. Como podemos ver en su ‘Call Letter Blues’, “mis oídos están sonando como conchas vacías, pero no hay nadie tocando la guitarra, deben ser… las campanas del convento”.

Fuente: noticias.lainformacion.com – Imagen de Richard Mcall en Pixabay