La otosclerosis

Artículos Consejos

La otosclerosis se refiere a crecimiento óseo anormal en el oído medio, lo que lleva a la pérdida de la audición. Es una causa relativamente común de pérdida de la audición.

La otosclerosis tiende a darse en familias: si ambos padres tienen otosclerosis, el riesgo es del 50 por ciento de darse tambien en los niños. Típicamente la otosclerosis afecta en mayor medida a las mujeres blancas de mediana edad, aunque también puede manifestarse ya desde los 15 años.


Generalmente este mal comienza en un oído, pero con el tiempo puede llegar a afectar a ambos oídos. La condición puede empeorar durante el embarazo. Se cree que el compositor Beethoven sufrió otosclerosis, al igual que el excéntrico Howard Hughes, y la cantante pop Frankie Valli. En la popular serie de televisión CSI, el personaje Gil Grissom sufría de esta condición, y tenía realizada una estapedectomía.

Nombres alternativos: Pérdida de audición conductiva crónica; otospongiosis.

El mecanismo de la audición funciona de la siguiente manera:

Las ondas sonoras hacen que el tímpano vibre, Tres huesecillos en el oído medio transmiten estas vibraciones al fluido del oído interno, y allí, el movimiento de las células ciliadas hace que los impulsos nerviosos que experimentamos se conviertan en sonido.

Con la otosclerosis, el crecimiento anormal del hueso en el oído interno interfiere con el movimiento de los huesecillos, especialmente el de uno, llamado estribo, y por lo tanto interfiere con la transmisión de las ondas sonoras. 1 de cada 10 de las personas que sufren algún tipo de cambio óseo desarrolla una pérdida auditiva significativa.

Los síntomas


Desaparición gradual de la audición, a menudo comienza con murmullos o sonidos de tono bajo. Esta pérdida de la audición es progresiva, pero también pueden, problemas de equilibrio, tinnitus, un zumbido, o silbido u otro sonido anormal que sólo se escucha en los oídos, no proviene de afuera.

Diagnóstico

Generalmente, un especialista en oído, nariz y garganta primero examinará y descartará otras posibles causas con síntomas similares. Un audiólogo realizaría diversas pruebas para evaluar la audición y el equilibrio.

Tratamiento

Cuando la afección es leve, un audífono puede ser suficiente ayuda. Otra solución puede ser la estapedectomía, que consiste en la inserción de una pequeña prótesis para reemplazar parte del hueso esclerótico. Esto se hace generalmente con el oído más afectado, se puede realizar la misma operación al otro oído después de 3 a 12 meses, cuando se ha evidenciado que la primera operación fue un éxito.

La operación tiene un alto índice de éxito. Pero es necesario conocer los riesgos y beneficios de la misma, puede hablarlo con el cirujano, ya que, en raras ocasiones, puede fallar la operación. En algunos casos se ha utilizado fluoruro de sodio ya que éste podría retrasar los cambios óseos.

Pronóstico

El problema tiende a ser progresivo, pero los buenos resultados quirúrgicos pueden durar décadas. Cuándo llamar a su médico: Es recomendable consultar al médico si uno experimenta cualquiera de los síntomas citados relacionados con la audición en forma persistente.

Fuente: health24.com