Ejemplos de ruidos que pueden afectar la audición

Artículos

Los estudios indican que el ruido es la principal causa para una mala audición en adultos. El ruido nos rodea durante casi todo el día, y puede producir pérdida de audición y tinnitus.

Muchos países recomiendan una exposición diaria a niveles de ruido inferiores a 85 dB, pero en muchas ocasiones estamos expuestos a niveles de ruido más elevados que los niveles máximos recomendados. Aquí compartimos algunos ejemplos de ruidos que pueden afectar la audición.


El secador de pelo, (77 a 92 decibelios): Muchos adolescentes utilizan el secador de pelo diariamente.

Un concierto de rock, (89 a 120 decibelios): Han pasado años desde la última vez que he estado en un concierto de rock en una sala cerrada. Yo estaba encantado de tener asientos de fila cerca de la parte frontal, pero cuando me iba, no podía oír durante el resto de la noche. A nuestros jóvenes, por supuesto, les encanta un buen concierto a todo volumen en interiores.

La cortadora de césped, (86 a 99 decibelios): Si usted ha tratado de dormir hasta tarde los fines de semana para solo conseguir escuchar a su vecino cortar la hierba a las 7 de la mañana, ya sabe lo fuerte que estas máquinas monstruosas pueden sonar.

Si usted envía a su hijo a cortar el césped, tenga en cuenta si el adolescente lleva un reproductor de MP3. Es probable que el reproductor de MP3 se ponga en el máximo volumen para compensar el ruido de la cortadora de césped, o del equipo de jardinería que sea. ¡Un doble golpe!

Una sala de cine, (72-104 decibelios): Sospecho que una historia de amor puede ser un poco más tranquila, pero si te sientas en una de esas películas de persecución de coches, todo con bombas y disparos al aire, estoy seguro de que llegan a la cima de este rango de decibelios. Los adolescentes tienden a preferir películas de acción.

El metro de Nueva York, (83 a 112 decibelios): Yo soy un neoyorkino nativo y puedo dar fe del ruido bajo tierra. Haga esto cinco días a la semana y estoy seguro de que esta es una de las principales causas de estrés en los neoyorkinos. Muchos adolescentes aquí en la ciudad van a la escuela en metro.

Eventos Deportivos, (89 a 115 decibelios): Recuerdo que fui al Estadio Shea para un partido de béisbol y lo hice sólo una vez porque los gritos y los chillidos eran abrumadores (por no hablar de los bebedores de cerveza, lanzamientos de papel higiénico, etc.).

Los adolescentes adoran los eventos deportivos y muchos se celebran en el interior de locales cerrados. También se puede agregar a la lista, una noche llena de diversión en una discoteca o una fiesta en casa, donde se enciende la música tan alta que ayuda a energizar a la gente y se considera “divertido”.

Las tecnologías (como los iPods, radios de automóviles, sistemas de sonido) están en constante cambio y avanzando en la sofisticación de sonido y volumen, así que adelante y disfruta de ser un adolescente, simplemente hazlo de una manera inteligente y responsable.


Los adolescentes tienen muchas experiencias maravillosas y oportunidades por delante en sus vidas, así que cuida de tus oídos mediante el uso de protección auditiva adecuada cuando te involucres en las aventuras (ruidosas) de la vida.

Verificación de los hechos:

Los Decibelios o decibeles (dB) se utilizan para medir el nivel de sonido. En el audiograma (arriba), se puede ver que 0dB es el sonido más silencioso que una persona oye, 60 dB es el nivel medio de una conversación normal y un disparo a corta distancia puede alcanzar los 140 dB.

Según el Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH), los niveles de sonido inferiores a 80 dB se consideran seguros para escuchar. Sin embargo, algunos sonidos por encima de 85 dB pueden dañar los oídos e incluso dañan las sensibles células ciliadas de la cóclea.

Como se mencionó anteriormente, existen muchas causas para la pérdida de audición. Algunas personas tienen pérdida de audición relacionada con la edad (también conocida como presbiacusia). Muchas de estas personas (por lo general después de los 60 años de edad) no son conscientes de que tienen pérdida de audición, ni de su gravedad, debido a que su audición se ha ido reduciendo muy lentamente con el tiempo.

Las personas con presbiacusia se suelen hacer conscientes de su pérdida de audición cuando sus familiares, amigos y / o compañeros de trabajo se lo señalan. Por lo general tienen más dificultades para oír tonos agudos (niños / voces femeninas y los sonidos del habla como f, s, z, sh) en lugar de tonos bajos (voces masculinas).

Otras causas pueden ser: la otoesclerosis, la enfermedad de Meniere, traumatismo en cualquier parte del oído, neuroma acústico, drogas (medicamentos de quimioterapia contra el cáncer, antibióticos, medicamentos contra la malaria).
** Por favor, téngase en cuenta**

Las personas que toman cualquiera de los tres fármacos para la disfunción eréctil, Cialis, Viagra, Levitra, pueden estar en alto riesgo de pérdida repentina de la audición. Un medicamento para la presión arterial llamado Revatio también puede causar la pérdida repentina de la audición, ya que contiene el mismo ingrediente activo que los medicamentos ya mencionados.

La pérdida de audición puede afectar negativamente el bienestar general de uno a un nivel personal, social y profesional si no se aborda. Aunque en muchos casos, la pérdida de audición no se puede corregir con medicamentos o cirugía, los audífonos pueden mejorar significativamente su audición y su calidad de vida.

Otras opciones viables disponibles son los aparatos de asistencia auditiva (ALD) y los implantes cocleares. Consulte a su médico y/o audiólogo respecto a cualquier problema de oído/audición que esté experimentando, de modo que se le pueda adaptar y aplicar el mejor plan de salud auditiva para resolver su(s) problema(s)

Fuente: audiologyconsulting.com – Imagen de 5617024 en Pixabay

Comparte en.....