Lars Ulrich, baterista de Metallica y su vida con tinnitus

Artículos Entrevistas

Lars Ulrich, nacido en Gentofte, Dinamarca, músico, baterista, compositor, fundador y colíder (junto a James Hetfield) de la banda de thrash metal estadounidense “Metallica”, cuenta como es su día a día con el tinnitus.

Desde el principio de su carrera nunca usó protección para sus oídos, llegó un momento en que el ruido comenzó a seguir a Ulrich fuera de los escenarios. “..He estado tocando música rock a todo volumen durante aproximadamente 35 años, nunca use ningún tipo de protección, y este zumbido constante en los oídos, nunca se va, nunca se detiene”, comenta Ulrich.


“Este ruido no está generado por un sonido real. Se trata de una condición llamada tinnitus, una percepción del sonido donde no lo hay. Es una sensación auditiva fantasma parecida al dolor del miembro fantasma, como cuando un brazo se corta, y se siente dolor en esa extremidad perdida, Lo mismo parece suceder cuando se tiene tinnitus.” explica Richard Salvi, un experto en tinnitus líder y director del Centro de Audición y Bienestar en la Universidad de Buffalo en Nueva York.

El tinnitus puede ser persistente o intermitente. A menudo se percibe como un agudo zumbido en los oídos, pero también puede sonar como silbidos, susurros o clics. Más de 50 millones de personas en los EE.UU. sufre algún grado de tinnitus, según la Asociación Americana de Tinnitus. Para aproximadamente 12 millones de los afectados, el ruido es incapacitante.
Al principio, el zumbido en los oídos era apenas perceptible, sigue explicando Ulrich. Además señala que el problema se agravó durante una gira de conciertos en 1988, lo curioso fue que el sonido empeoró mientras dormía.

Estoy tratando de enseñar a los niños más pequeño… que una vez que se pierde la audición, esta ya no se vuelve a recuperar, y que no tiene remedio real.

“Me quedaba dormido a menudo con la televisión encendida, y me despertaba en medio de la noche para ir a apagarla “, dice Ulrich. Las teorías abundan, pero los científicos no saben exactamente qué causa el tinnitus. Hay un hilo común: el ruido fuerte. “La causa conocida más reportada es la exposición a niveles de ruido excesivos”, comenta Norma Mraz, doctor en audiología en Atlanta, Georgia.

“Este sonido puede ser de maquinarias, equipos de jardinería, incluso juguetes infantiles, y de los iPod. “La cosa es que que la gente está exponiéndose a estos sonidos en varias ocasiones durante su vida y no toma las precauciones adecuadas para proteger su audición.” señala Mraz.
El Tinnitus puede comenzar con el daño a las células ciliadas de la cóclea, una estructura en el oído que convierte sonidos exteriores en impulsos nerviosos que son enviados al cerebro. “Es como caminar por la hierba”, dice Mraz. “Al caminar sobre ella, al principio ésta se acuesta, pero luego vuelve a tomar su forma natural, hacia arriba. Si se recorre el mismo camino una y otra vez, esas células ciliadas, o la hierba, se quedarán abajo”.

Cuando las células ciliadas se deterioran, el cerebro podría tratar de compensarlo generando una percepción de “zumbido” en el oído. Salvi dice que la manera más fácil de entender porqué el cerebro hace esto es imaginando que escuchamos una emisora ​​de radio mientras se conduce varias millas fuera de la ciudad. Con el tiempo, la señal de la radio que escuchamos comienza a desvanecerse. Entonces subimos el volumen, escuchamos la emisora, pero también un ruido”, dice Salvi.


Con el tinnitus el oído está dañado, y ya no recoge la “señal” para enviarla al cerebro, por lo que el cerebro básicamente sube el volumen. La exposición a ruido fuerte es sólo uno de los varios factores desencadenantes posibles para el tinitus. Según la Asociación Americana de Tinnitus, los golpes en la cabeza y traumatismo cervical, ciertos tumores, la acumulación de cera y medicamentos como la aspirina y algunos antibióticos también pueden ser el culpables de la aparición del Tinnitus.

Además, la pérdida de la audición que es algo típico con la edad también podría desencadenar en tinnitus. Ulrich subrayó que una de las causas de haber desarrollado esos zumbidos fueron las interminables giras con Metallica.

El baterista sufrió fuertes ruidos en grandes dosis durante varias horas, un sólo ruido de muy alto volumen puede desencadenar en tinnitus, sonidos como los que se escuchan en obras de construcción o durante las explosiones de armas y bombas, estos últimos lo sufren más los soldados de guerra.

Un estudio reciente realizado por el Departamento de Asuntos de Veteranos de la Oficina de Política y Planificación, clasifica el tinnitus como una de las discapacidades más comunes entre los que regresan de las guerras.

“El ejército está generando un enorme número de pacientes con tinnitus”, expresó Salvi. Algunos tratamientos para manejar el tinnitus incluyen sesiones de terapia de sonido y de asesoramiento que ayudan a los pacientes a comprender, incluso ignorar, el zumbido en sus oídos.

Salvi dice que el simple hecho de convencer a algunos pacientes de que no tienen un tumor cerebral puede aliviar la ansiedad sobre el tinnitus. A medida que comenzó a sufrir de la pérdida de audición y tinnitus a principios de su carrera, Ulrich se empezó a proteger sus oídos con tapones durante los conciertos. Él manifestó que el tinnitus podría haber sido peor, y con los años ha aprendido a tolerarlo.

Ulrich señaló que está preocupado por los jóvenes, la llamada generación del iPod, que escuchan música a todo volumen, y que no le prestan demasiada atención a la protección de sus oídos. “Si te dañas la nariz, en una semana ya estas bien, pero cuando te afectas o dañas los oídos, esto ya es para siempre” expresó Ulrich.

Fuente: edition.cnn.com