Hiperacusia

¿Qué es la hiperacusia?, Conozca todo sobre este trastorno auditivo

Artículos

La hiperacusia es un trastorno auditivo poco común que puede hacer que el paciente sea muy sensible incluso a sonidos menores. Lea aquí para saber todo sobre esta condición, refiere un artículo escrito por el Dr. Vamshi Krishna Biroj, y publicado por la página DOCTOR NDTV, en su portal web doctor.ndtv.com. – Foto creado por karlyukav – www.freepik.com.

Los ruidos fuertes o una explosión repentina pueden molestar a casi todo el mundo. Sin embargo, ¿qué pasa si incluso los ruidos de todos los días que nadie parece notar comienzan a hacerte sentir incómodo? Esta extrema sensibilidad al ruido es en realidad una condición médica rara pero incómoda llamada hiperacusia. Es un trastorno de la audición que afecta la forma en que su cerebro percibe los sonidos.

Las personas que padecen esta afección pueden sentir una incomodidad extrema e incluso dolor por los sonidos ambientales aparentemente ordinarios, como un tono de llamada, un electrodoméstico de cocina, la bocina de un vehículo o incluso una conversación en voz alta. Esta mayor sensibilidad a ciertos sonidos varía en gravedad de un paciente a otro. En algunos se manifiesta como una afección leve que solo causa una leve alteración, mientras que en otros puede ser un trastorno devastador.

En algunos pacientes, este trastorno auditivo también se acompaña de otras afecciones perturbadoras como dolor de oído, tinnitus, ansiedad y depresión. Algunas personas pueden experimentar dolor físico o una sensación de presión en el oído junto con poca tolerancia a los sonidos. Para muchos, esta condición se convierte en un serio desafío, ya que interfiere con todas sus vidas y reduce su capacidad para vivir y funcionar normalmente. También puede conducir al aislamiento social.

¿Qué es la hiperacusia? Conozca las causas y el tratamiento

La hiperacusia es un tema relativamente menos estudiado en la ciencia médica. Dado que afecta a un número relativamente menor de personas, los estudios e investigaciones sobre este tema también son limitados. Hay una falta de datos epidemiológicos suficientes sobre la prevalencia e incidencia de esta condición.

La hiperacusia es una condición en la que su cerebro comienza a percibir ciertas vibraciones sonoras transmitidas por el oído de manera diferente en comparación con otras personas. Por lo tanto, el cerebro puede percibir los sonidos aparentemente normales como exagerados o intolerablemente fuertes, lo que provoca una interrupción en la vida cotidiana de una persona. Si bien todavía no hay claridad sobre qué tipo de mal funcionamiento en el oído o el cerebro conduce a esta afección, los expertos extrapolan que el daño a una parte del nervio auditivo o un problema con el funcionamiento normal del sistema nervioso central está detrás de la afección.

Se sabe que esta sensibilidad al sonido está asociada con algunas otras afecciones médicas, lo que implica que la hiperacusia es más frecuente entre las personas con ciertas afecciones. La evidencia sugiere que las personas con enfermedad de Lyme, enfermedad de Tay-Sachs, síndrome de Williams, enfermedad de Meniere, parálisis de Bell y autismo tienen más probabilidades de desarrollar hiperacusia.

En otros casos, las personas pueden desarrollar esta afección después de sufrir una lesión en la cabeza, un trastorno de estrés postraumático o daño en uno o ambos oídos debido a un medicamento. Las personas con migrañas también pueden experimentar una mayor sensibilidad a ciertos sonidos. Sin embargo, lo más común es la asociación con tinnitus, una afección que implica experimentar un zumbido o pitido constante en el oído.

Hiperacusia y sus efectos en los pacientes.

Para muchas personas que padecen hiperacusia, la vida puede volverse extremadamente difícil. Además, la falta de conciencia entre las personas sobre esta condición implica que los pacientes pueden experimentar insensibilidad social y desdén. Muchos pacientes pueden experimentar una pérdida completa de la normalidad e incluso pueden ver interrumpida su carrera a causa de ello.

La hiperacusia suele ser de dos tipos. La hiperacusia coclear, que es la forma común de esta afección, produce dolor de oído y una intolerancia general a los sonidos ambientales normales. Por otro lado, la hiperacusia vestibular puede provocar mareos, náuseas o incluso pérdida del equilibrio en los pacientes cuando se ven sometidos a determinados sonidos.

La baja tolerancia a los sonidos también trae consigo una serie de efectos en cascada que incluyen una tendencia a permanecer aislado, estrés mental, ansiedad constante e incluso depresión. Algunos pacientes pueden incluso desarrollar fonofobia o miedo o sonidos normales.

Terapia y tratamiento

Dado que la hiperacusia generalmente se asocia con otras afecciones, lo más importante es tratar la causa subyacente. Al mismo tiempo, los pacientes pueden cambiar a terapias auditivas que entrenan al oído y al cerebro en la percepción del sonido. También se recomienda a los pacientes con hiperacusia la terapia de sonido, algo similar a la prescrita para los pacientes con tinnitus.

Esta terapia, administrada por un audiólogo calificado, puede ayudar a reentrenar el sistema de procesamiento auditivo del cerebro para normalizar los sonidos ambientales que actualmente están causando una respuesta exagerada. En esta terapia, se hace que un paciente utilice un dispositivo de sonido que produce sonidos suaves y relajantes. Acompañado con asesoramiento de información, esta terapia puede ayudar al paciente a recuperar la tolerancia a ciertos sonidos durante un período de tiempo.

Es esencial crear conciencia sobre esta afección y educar a las personas sobre las soluciones y terapias disponibles que pueden aliviar los síntomas y ayudar a los pacientes a recuperar la normalidad en la vida.

(Dr. Vamshi Krishna Biroj (MS ENT) Cresta ENT Specialty Hospital, Secunderabad y consultor médico de ENTOD International)

Vía: doctor.ndtv.com