Papel de los audiólogos en el tratamiento de pacientes con COVID-19: ¿es demasiado pronto?

Artículos Estudios Investigaciones Noticias

Por Hlologelo Ramatsoma; Lebogang Ramma, AuD, MPH; y Dirk Koekemoer, MBChB – El papel de un audiólogo, como el de otros profesionales de la salud, está en constante evolución. De hecho, durante el advenimiento de la audiología en la década de 1940, el alcance de la práctica de los audiólogos no incluía la evaluación vestibular y el manejo o ajuste de audífonos.

1 Los sistemas auditivo y vestibular pueden verse afectados por una variedad de condiciones que afectan la biología humana y la medicación administrada para tratar algunas condiciones de salud. 2-3 Una rápida revisión de la literatura sobre los factores que contribuyen a la pérdida auditiva en todo el mundo arrojó lo siguiente: envejecimiento, otitis media, ruido ocupacional, enfermedades no transmisibles (por ejemplo, diabetes), enfermedades transmisibles (por ejemplo, paperas) y el uso de medicamentos ototóxicos para nombrar unos pocos. 4-6Como tales, los audiólogos a menudo forman parte de equipos multidisciplinarios en entornos de atención médica y en una variedad de contextos, incluidas escuelas, clínicas comunitarias y entornos industriales.

Siempre que se descubre una enfermedad nueva o un tratamiento farmacéutico, una condición sine qua non para los audiólogos y especialistas en salud auditiva es la evaluación del cuadro audiológico clínico de la enfermedad y una investigación de los posibles efectos ototóxicos del tratamiento farmacéutico. COVID-19 no está exento de esta necesidad, como lo demuestran los artículos publicados recientemente sobre los perfiles audiológicos de los pacientes con COVID-19 y los posibles riesgos ototóxicos de los tratamientos. 7-8 A medida que los expertos aprenden más sobre el nuevo coronavirus, los profesionales de la audición han comenzado a preguntarse: ¿Cuál es el papel de los audiólogos en el tratamiento de los pacientes diagnosticados con COVID-19?

MANIFESTACIÓN AUDIOLÓGICA DE COVID-19

Algunos estudios publicados han analizado el impacto de COVID-19 en los sistemas auditivo y vestibular. Mustafa investigó los umbrales auditivos de 20 participantes con COVID-19 y 20 controles y encontró que aquellos con COVID-19 tenían umbrales auditivos elevados (≥4 kHz) y amplitudes de otoemisiones acústicas evocadas transitorias (TEOAE) significativamente más bajas. 9 Un informe de caso que involucró a 82 participantes con COVID-19 encontró que el 1.2 por ciento de los participantes tenían pérdida auditiva neurosensorial. 10 Otro estudio de caso encontró pérdida auditiva binaural y tinnitus, aunque solo tuvo un participante. 11Un estudio transversal de más de 1.400 participantes con COVID-19 informó otalgia en el 25 por ciento de los participantes, vértigo rotatorio en el 0,4 por ciento y tinnitus en el 0,3 por ciento. 12 Finalmente, Cui y sus colegas informaron tinnitus en el cinco por ciento de los 20 participantes con COVID-19. 13

RIESGO DE OTOTOXICIDAD POR TRATAMIENTOS

Sin tratamiento ni vacuna disponibles para COVID-19, el modelo de terapia utilizado para los pacientes con COVID-19 se enfoca en los síntomas y brinda apoyo general. Se ha descubierto que los medicamentos antivirales y antiinflamatorios ayudan a controlar los síntomas. Ampliamente utilizados como fármacos antipalúdicos, la cloroquina (CQ) y la hidroxicloroquina (HCQ) se han utilizado para tratar a pacientes con COVID-19 debido a sus propiedades antivirales. 14-15 El uso de CQ ha sido aprobado por varios reguladores de seguridad de medicamentos en diferentes países. Sin embargo, los efectos ototóxicos de estos fármacos pueden manifestarse como alteraciones auditivas y vestibulares, y los pacientes informan síntomas audio-vestibulares como desequilibrio, tinnitus e hipoacusia. dieciséisEn medio de un creciente debate sobre la reversibilidad de la ototoxicidad de CQ y HCQ, algunos estudios han encontrado que estos síntomas audiológicos pueden ser transitorios, aunque algunos pacientes han informado deficiencias auditivas y / o vestibulares permanentes. 17-18

La azitromicina, que se usa para prevenir infecciones respiratorias graves en pacientes con infecciones virales, se ha mostrado prometedora en el tratamiento con COVID-19 cuando se combina con HCQ. 19 Aunque esta terapia combinada puede no usarse con frecuencia, deben destacarse los efectos ototóxicos de la azitromicina. Se ha informado que la administración de este medicamento causa pérdida auditiva transitoria, 20 y algunos estudios informaron pérdida auditiva permanente incluso cuando el medicamento se administró en dosis bajas. 21-22

Otros fármacos ototóxicos. Para los pacientes con COVID-19 agudo, se han introducido otros tratamientos, como los aminoglucósidos para el tratamiento de infecciones bacterianas secundarias en la neumonía. 23 Se han informado ampliamente los efectos auditivos y vestibulares de los aminoglucósidos. 24-26 También se ha informado que otros fármacos antivirales como remdesivir, favipiravir y lopinavir, que se han propuesto como tratamientos potenciales, son ototóxicos. 27

Aunque los estudios mencionados han mostrado evidencia del impacto del COVID-19 en los sistemas auditivo y vestibular, la incidencia fue baja. Esto podría atribuirse a la baja notificación de los síntomas audiovestibulares de los pacientes debido a la necesidad de priorizar las intervenciones que salvan vidas durante la fase aguda de la enfermedad.

Sin embargo, una observación preocupante es la mala descripción de los síntomas audiológicos en estos estudios. Por ejemplo, en la mayoría de los estudios, no se hizo ningún informe sobre el tratamiento que estaban recibiendo los participantes y no hay claridad sobre si los síntomas preexistieron al virus. Una revisión sistemática rápida reciente evaluó la calidad de siete estudios que informaban sobre síntomas audio-vestibulares en pacientes con COVID-19, utilizando la herramienta de evaluación de calidad para series de casos de los Institutos Nacionales de Salud. 8Esta sistemática mostró que tres de los estudios eran de mala calidad (2 informes de casos y 1 estudio transversal), y cuatro se calificaron como regulares (tres informes de casos y un estudio transversal). No obstante, se han informado síntomas audiovestibulares en pacientes con COVID-19 como se indica en los estudios citados y es prudente que los audiólogos y otros profesionales de la salud no deban ignorarlo hasta que haya suficiente evidencia de investigación que demuestre lo contrario.

EL PAPEL DE LOS AUDIÓLOGOS EN LA GESTIÓN DE COVID-19

Intervención audiológica. Dada la evidencia de investigación emergente sobre los síntomas audiovestibulares en pacientes con COVID-19, los audiólogos tienen la responsabilidad de ser parte de equipos multidisciplinarios que manejan a los pacientes con esta enfermedad. Los audiólogos deben desempeñar un papel de liderazgo como defensores de los pacientes para asegurarse de que otros profesionales de la salud estén al tanto de los posibles problemas del sistema auditivo-vestibular que pueden resultar después de la infección por COVID-19 o como resultado del tratamiento que reciben los pacientes cuando reciben tratamiento por COVID-19. La educación y el asesoramiento del paciente con respecto a los problemas potenciales que pueden resultar de la infección y el tratamiento de COVID-19 también ayudarán a los pacientes a superar la negación de las dificultades audio-vestibulares que pueden experimentar y que pueden conducir a una mayor notificación de estos síntomas, y buscar el manejo y / o tratamiento adecuados. . Como audiólogos,

Monitorización de vestibulotoxicidad y ototoxicidad. Los audiólogos también tienen un papel importante que desempeñar para garantizar un control adecuado de los umbrales auditivos de los pacientes con COVID-19 que son tratados con medicamentos que se sabe que son ototóxicos para, 1) detectar cambios en el estado de la audición antes para que la modificación del medicamento utilizado pueda ser considerado, y 2) proporcionar una intervención audiológica cuando ocurre (o ha ocurrido) un deterioro. 28 Esto último puede ser más crucial durante la pandemia de COVID-19, ya que en algunos casos la enfermedad puede poner en peligro la vida y es posible que los medicamentos utilizados no se modifiquen. Las otoemisiones acústicas y la audiometría de alta frecuencia son muy recomendadas en el seguimiento de la ototoxicidad, ya que son sensibles para detectar deficiencias auditivas antes. 28

Debido a la naturaleza contagiosa de COVID-19, los investigadores han destacado las formas en que los audiólogos pueden seguir atendiendo a sus pacientes, y en este caso, a los pacientes de COVID-19. Utilizando lo que ahora se denomina audiología de bajo y sin contacto, los audiólogos pueden reducir el riesgo de infección. 29 Se ha demostrado que los servicios audiológicos tradicionales que requieren el uso de una cabina audiométrica con tratamiento acústico presentan un riesgo de infección de medio a alto. 29Por lo tanto, el uso de audiometría sin cabina puede disminuir el riesgo de infecciones cruzadas, especialmente cuando se trata de pacientes diagnosticados con COVID-19 durante la fase aguda de la enfermedad. Recientemente, se ha validado un equipo audiológico todo en uno para realizar evaluaciones audiométricas de diagnóstico integrales [audiometría de tono puro (conducción aérea y ósea), habla y de inmitancia] fuera de la cabina. 30-32 Este tipo de solución podría facilitar servicios audiológicos integrales precisos a través de un enfoque de bajo y sin contacto.

Ramatsoma headshots.JPGACERCA DE LOS AUTORES (de izquierda a derecha): El Sr. Ramatsoma es un audiólogo clínico y de investigación que se centra en la prevención de la pérdida auditiva y la validación de productos audiológicos contextuales para aumentar la accesibilidad a la atención auditiva. El Dr. Ramma es profesor asociado en la división de ciencias y trastornos de la comunicación en la Universidad de Ciudad del Cabo en Sudáfrica. El Dr. Koekemoer es un especialista en telemedicina innovadora y automatización de la práctica médica y trabaja en el desarrollo de tecnología de atención auditiva en áreas con recursos limitados.

REFERENCIAS:

  1. Katz J, Chasin M, English K, Hood L, Tillery K. Manual de audiología clínica. 7ª ed. Filadelfia: Wolters Kluwer Health; 2015.
  2. Causas de mareos [Internet]. vestibular.org. [citado el 15 de julio de 2020]. Disponible en: https://vestibular.org/about-vestibular-disorders/causes-dizziness
  3. Blazer DG, Domnitz S, Liverman CT, en Accessible C, para adultos AH, Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina. Pérdida auditiva: alcance, impacto y necesidades de investigación. InHearing Health Care for Adults: Prioridades para mejorar el acceso y la asequibilidad 2016 6 de septiembre. National Academies Press (EE. UU.).
  4. Nunes AD, Silva CR, Balen SA, Souza DL, Barbosa IR. Prevalencia de la discapacidad auditiva y factores asociados en niños y adolescentes en edad escolar: una revisión sistemática. Revista Brasileña de Otorrinolaringología. Abril de 2019; 85 (2): 244-53.
  5. MJ S, ISMAIL N, AL K. Deficiencia auditiva y factores contribuyentes entre los trabajadores de las fábricas de fertilizantes. Revista de salud ocupacional. 2016: 16-0043.
  6. Cruickshanks KJ, Wichmann MA. La discapacidad auditiva y otras afecciones de salud en los adultos mayores: ¿asociaciones casuales u oportunidades de prevención? Seminarios en audiencia de agosto de 2012 (Vol. 33, No. 03, págs. 217-224). Editores médicos de Thieme.
  7. Skarzynska MB, Krol B., Czajka N., Czajka Ł. Ototoxicidad de los fármacos utilizados en el tratamiento de Covid-19. Revista de Ciencias de la Audición. 2020; 10 (1): 9-20.
  8. Almufarrij I, Uus K, Munro KJ. ¿El coronavirus afecta el sistema audio-vestibular? Una revisión sistemática rápida. Revista Internacional de Audiología. 2020 11 de junio: 1-5.
  9. Mustafa MW. Perfil audiológico de casos asintomáticos positivos para Covid-19 por PCR. Revista Estadounidense de Otorrinolaringología. 2020 10 de abril: 102483.
  10. Sriwijitalai W, Wiwanitkit V. Pérdida auditiva y COVID-19: una nota. Revista Estadounidense de Otorrinolaringología. 2020 2 de abril.
  11. Han W, Quan B, Guo Y, Zhang J, Lu Y, Feng G, Wu Q, Fang F, Cheng L, Jiao N, Li X. El curso del diagnóstico clínico y el tratamiento de un caso infectado con coronavirus 2019. Diario de virología médica. 2020 Mayo; 92 (5): 461-3.
  12. Lechien JR, Chiesa ‐ Estomba CM, Place S, Van Laethem Y, Cabaraux P, Mat Q, Huet K, Plzak J, Horoi M, Hans S, Barillari MR. Características clínicas y epidemiológicas de 1420 pacientes europeos con enfermedad por coronavirus leve a moderada 2019. Revista de medicina interna. 2020 30 de abril.
  13. Cui C, Yao Q, Di Zhang YZ, Zhang K, Nisenbaum E, Cao P, Zhao K, Huang X, Leng D, Liu C, Li N. Aproximación a pacientes de otorrinolaringología durante la pandemia de COVID-19. Otorrinolaringología – Cirugía de cabeza y cuello. 2020 1 de enero.
  14. Savarino A, Boelaert JR, Cassone A, Majori G, Cauda R. Efectos de la cloroquina en las infecciones virales: un fármaco antiguo contra las enfermedades actuales. Enfermedades infecciosas de The Lancet. 1 de noviembre de 2003; 3 (11): 722-7.
  15. Wang M, Cao R, Zhang L, Yang X, Liu J, Xu M, Shi Z, Hu Z, Zhong W, Xiao G. Remdesivir y la cloroquina inhiben eficazmente in vitro el nuevo coronavirus (2019-nCoV) de reciente aparición. Investigación celular. 2020 marzo; 30 (3): 269-71.
  16. Bortoli R, Santiago M. Ototoxicidad por cloroquina. Reumatología clínica. 2007 1 de noviembre; 26 (11): 1809-10.
  17. Lim SC, Tang SP. Ototoxicidad inducida por hidroxicloroquina en un niño con lupus eritematoso sistémico. Revista Internacional de Enfermedades Reumáticas. Febrero de 2011; 14 (1): e1-2.
  18. Coutinho MB, Duarte I.Ototoxicidad por hidroxicloroquina en un niño con hemosiderosis pulmonar idiopática. Revista internacional de otorrinolaringología pediátrica. 2002 11 de enero; 62 (1): 53-7.
  19. Gautret P, Lagier JC, Parola P, Meddeb L, Mailhe M, Doudier B, Courjon J, Giordanengo V, Vieira VE, Dupont HT, Honoré S. Hidroxicloroquina y azitromicina como tratamiento de COVID-19: resultados de una etiqueta abierta ensayo clínico no aleatorizado. Revista internacional de agentes antimicrobianos. 20 de marzo de 2020: 105949.
  20. Wallace M, Miller L, Nguyen MT, Shields A. Ototoxicidad con azitromicina. La lanceta. 22 de enero de 1994; 343 (8891): 241.
  21. Eunice Lo SH, Kotabe S, Mitsunaga L. Hipoacusia inducida por azitromicina. Revista estadounidense de farmacia del sistema de salud. 15 de febrero de 1999; 56 (4): 380-3.
  22. Mamikoglu B, Mamikoglu O. Pérdida auditiva neurosensorial irreversible como resultado de la ototoxicidad por azitromicina. Reporte de un caso. Los Anales de otología, rinología y laringología. Enero de 2001; 110 (1): 102.
  23. ¿Qué antibióticos matan al Covid-19 (coronavirus)? [Internet]. Drugs.com. [citado el 16 de julio de 2020]. Disponible en: https://www.drugs.com/medical-answers/antibiotics-kill-coronavirus/
  24. Selimoglu E. ototoxicidad inducida por aminoglucósidos. Diseño farmacéutico actual. 2007 1 de enero; 13 (1): 119-26.
  25. Leis JA, Rutka JA, Gold WL. Ototoxicidad inducida por aminoglucósidos. CMAJ. 6 de enero de 2015; 187 (1): E52-.
  26. Seemungal BM, Bronstein AM. La función vestibular también es vulnerable. Bmj. 8 de noviembre de 2007; 335 (7627): 952-.
  27. Ciorba A, Corazzi V, Skarżyński PH, Skarżyńska MB, Bianchini C, Pelucchi S, Hatzopoulos S. ¡No olvide la ototoxicidad durante la pandemia de SARS-CoV-2 (Covid-19) !. Revista internacional de inmunopatología y farmacología. 2020 julio; 34: 2058738420941754.
  28. Durrant JD, Campbell K, Fausti S, Guthrie O, Jacobson G, Lonsbury-Martin BL, Poling G. Declaración de posición de la Academia Estadounidense de Audiología y pautas de práctica clínica: monitoreo de ototoxicidad. Wahington: Academia Estadounidense de Audiología. 2009 Oct.
  29. Swanepoel DW, Hall JW. Hacer que la audiología funcione durante COVID-19 y más allá. El diario de audiencias. 2020 1 de junio; 73 (6): 20-2.
  30. Swanepoel DW, Biagio L. Validez de la audiometría de conducción ósea de la frente y del aire por computadora de diagnóstico. Revista de Higiene Ambiental y Ocupacional. 22 de enero de 2011; 8 (4): 210-4.
  31. Swanepoel DW, Matthysen C, Eikelboom RH, Clark JL, Hall III JW. Audiometría de tonos puros fuera de una cabina de sonido mediante atenuación de auriculares, monitoreo de ruido integrado y automatización. Revista Internacional de Audiología. 2 de noviembre de 2015; 54 (11): 777-85.
  32. Ramatsoma H, Koekemoer D. Validación de un timpanómetro bilateral simultáneo basado en computadora. Revista estadounidense de audiología. 2020. En impresión.

Vía: Journals.lww