Novartis empieza ensayos de fármaco para revertir la sordera

Investigaciones

17 de noviembre, 2015.; Se trata de un fármaco que adquirió Novartis. Los ensayos comenzaran en los próximos meses y los resultados estarán en el 2017.

La empresa Novartis adquirió de la compañía GenVec la terapia genética que revierte la pérdida auditiva estimulando la regeneración de las microscópicas células en el oído interno, permitiendo a las personas escuchar. Según indica la información, el laboratorio planea iniciar el tratamiento con 45 pacientes en Estados Unidos y se esperan resultados en el 2017.


Las células ciliadas, alojadas en la cóclea, mueren por agresiones externas y no vuelven a nacer, a diferencia de lo que sucede en el oído de las aves que sí se regeneran. Estas células se atrofian por el daño de infecciones, uso de antibióticos, por el envejecimiento, por el trauma de ruidos como el que llega a través de los auriculares o se sufre en un concierto.

Si se lograra regenerar estas células se erradicarían la gran mayoría de las sorderas”, advierte el catedrático español José Manuel Juiz, responsable del Instituto de Investigación en Discapacidades Neurológicas de la Universidad de Castilla-La Mancha.


El fármaco se llama CGF166 y se administra en el oído interno por medio del hueso estapedial. La molécula contiene el gen Atoh 1, el cual se encarga de formar las células ciliadas del oído interno.

Existen otras compañías como Audion Therapeutics en Amsterdam que están desarrollando tratamientos, pero nunca a humanos. Jeffrey Holt del Boston Childrens Hospital, señala que si estos tratamientos no funcionan, “estamos teniendo la plataforma o vehículo para desarrollar genes en el oído interno y es un prospecto interesante”.

“Los estudios e investigaciones contribuirán con el avance de la ciencia; sin embargo, estos podrían tardar mucho tiempo. En la actualidad, es recomendable utilizar los recursos tecnológicos que vienen favoreciendo la rehabilitación, como son los audífonos e implantes cocleares.

Cabe mencionar que para lograr una rehabilitación exitosa, la de detección en edades muy tempranas favorece el desarrollo integral y, principalmente, la comunicación oral. La etapa sensible para la adquisición del lenguaje es hasta los 4 años, por tal motivo tenemos que darles la mayor estimulación posible”, concluyeron.

Fuente: miradaprofesional.com