Explorando Oportunidades de Alivio: La Osteopatía como Posible Tratamiento para Casos de Acúfenos

Artículos

Los sonidos en los oídos pueden derivar de diversas causas, comúnmente de naturaleza traumática. Por lo general, se originan debido a la inflamación o lesión en áreas que abarcan desde el tímpano hasta el oído interno, incluyendo las vías nerviosas que conectan con el cerebro. Imagen de Freepik.

El acúfeno también puede manifestarse como un síntoma de la rigidez de los huesos en el oído medio, conocida como otosclerosis.

Además, las causas de los acúfenos pueden incluir aspectos otológicos, neurológicos, infecciosos, tóxicos, disfunciones temporomandibulares, problemas dentales, exposición a sonidos intensos, lesiones deportivas, trauma, sobredosis de medicamentos y, en muchos casos, como resultado de la falta de irrigación sanguínea.

Manifestaciones:

Los indicios de zumbidos en los oídos, como se ha mencionado, incluyen un ruido constante en uno o ambos oídos. Afortunadamente, la mayoría de las personas afectadas por acúfenos (aproximadamente el 25% de la población adulta) se adaptan gradualmente a este síntoma.

No obstante, aproximadamente el 10% de quienes lo experimentan desarrollan una variante más severa y crónica, que conlleva trastornos del sueño, pérdida de concentración y una angustia emocional intensa que afecta la capacidad auditiva.

Los tinnitus pueden surgir a cualquier edad y, en su evolución natural, experimentan ciclos de fluctuación en su intensidad, pero tienden a disminuir con el tiempo.

Enfoque Osteopático:

La osteopatía ofrece diversas opciones de tratamiento que suelen generar resultados positivos en estos casos, ya que desbloquean rápidamente la región cervical y mejoran el flujo sanguíneo.

Muchos casos, especialmente aquellos causados por disfunciones de la articulación temporomandibular (ATM), problemas craneales y vasculares en el cuello y/o cabeza, pueden tratarse con terapia osteopática.

El osteópata, al igual que en otras patologías, busca la causa subyacente de las dolencias a través de un diagnóstico completo.

Luego, aplica la terapia adecuada, que puede incluir masajes y estiramientos en tejidos blandos, manipulaciones vertebrales, manipulación craneal o terapia cráneo-sacral. Aunque el zumbido no representa un peligro, sin un tratamiento adecuado, los tinnitus pueden empeorar con el tiempo.

Consejos Útiles:

La práctica regular de deportes ayuda a reducir el estrés y mejora la elasticidad de los músculos cervicales, lo que contribuye a una mejor circulación sanguínea en la parte superior del cuerpo y disminuye los ruidos en el oído.

Es recomendable evitar la exposición prolongada a sonidos fuertes, como los provenientes de iPods y música alta en auriculares.

Además, se aconseja no leer en la cama y mantener posturas adecuadas durante el trabajo. En general, se desaconseja recurrir de inmediato a medicamentos para evitar sobrecargar el hígado sin necesidad.