Cambios en la actividad oscilatoria cortical en estado de reposo 6 meses después de la terapia de reentrenamiento del tinnitus modificado

Artículos Investigaciones Noticias Terapias

Aunque la terapia de reentrenamiento del tinnitus (TRT) basada en el modelo neurofisiológico clásico de Jastreboff es eficaz en la mayoría de los pacientes, sus efectos sobre los cambios en la actividad cortical responsables de la mejora del tinnitus aún no están claros. (Artículo publicado originalmente por FRONTIERS IN NEUROSCIENCE, en su portal web oficial frontiersin.org.) – Foto: captura de pantalla.

En este estudio, comparamos los hallazgos de electroencefalografía cuantitativa en estado de reposo antes y después de TRT (rs-qEEG) para identificar cambios de potencia que podrían explicar las mejoras inducidas por TRT. Treinta y siete pacientes con tinnitus severo se inscribieron en el estudio, y se compararon los datos de rs-qEEG registrados antes de las sesiones iniciales de TRT y 6 meses después de TRT. Además, se examinaron las asociaciones entre los cambios en qEEG y las mejoras porcentuales en los puntajes del Inventario de Discapacidad por Tinnitus (THI) y los puntajes en la escala de calificación numérica (NRS) del volumen del tinnitus y la percepción del tinnitus. 

La puntuación media de THI disminuyó significativamente 6 meses después de la sesión inicial de TRT. Además, se observaron mejoras significativas 6 meses después de la sesión TRT inicial en comparación con los puntajes previos al tratamiento en sonoridad, angustia y percepción del NRS. En comparación con el estado previo a la TRT, el estado posterior a la TRT a los 6 meses mostró poderes significativamente disminuidos en las cortezas auditivas primaria y secundaria izquierdas para la banda de frecuencia gamma. Los cambios en la potencia de la banda de frecuencia alfa 1 en la ínsula derecha y la corteza orbitofrontal (OFC) parecían estar positivamente correlacionados con los cambios porcentuales en la angustia del NRS. 

Estos resultados sugirieron que TRT mejoró la angustia relacionada con el tinnitus al reducir el poder del modulador de respuesta autónoma de arriba hacia abajo o las respuestas fisiológicas periféricas a las experiencias emocionales. Es decir, La TRT indujo la habituación a través de la modulación de las conexiones funcionales entre el sistema auditivo y los sistemas nerviosos límbico y autónomo. Nuestros resultados confieren una base adicional para comprender el modelo neurofisiológico y el modelo integrador recientemente sugerido de tinnitus porDe Ridder y col. (2014) en el contexto de la eficacia a largo plazo de la TRT.

Introducción

El tinnitus subjetivo es un síntoma otológico común caracterizado por la percepción auditiva consciente en ausencia de un estímulo externo, que a menudo se llama un «sonido fantasma», ya que no hay una fuente física genuina correspondiente del sonido ( Jastreboff, 1990 ). Aunque el mecanismo preciso sigue sin estar claro, el consenso actual es que el tinnitus puede ser el resultado de cambios plásticos desadaptativos centrales que reflejan una interacción compleja de regiones cerebrales auditivas y no auditivas responsables de la generación de tinnitus y la angustia relacionada con el tinnitus. Es decir, el tinnitus se asocia con cambios funcionales no solo en la corteza auditiva sino también en regiones no auditivas como las áreas límbicas, frontales y parietales ( De Ridder et al., 2011a ; Adjamian et al., 2014 ;Lee et al., 2017 ).

Se han sugerido varias opciones de manejo, como la terapia de reentrenamiento del tinnitus (TRT), la terapia cognitiva conductual, la terapia de sonido, la rehabilitación auditiva con audífonos o implantes cocleares, la farmacoterapia y la estimulación cerebral para el tinnitus ( Langguth et al., 2013 ; Song et al. al., 2017 ). De estas modalidades, la TRT es una combinación de asesoramiento directivo y terapia de sonido que busca controlar el tinnitus y reducir la tolerancia al sonido ( Jastreboff, 1990 ). La TRT se basa en el modelo neurofisiológico clásico de Jastreboff, lo que sugiere que la detección del tinnitus se realiza mediante mecanismos de red neuronal, mientras que la percepción y la evaluación involucran las áreas corticales auditivas, el sistema límbico y la parte simpática del sistema nervioso autónomo (Jastreboff, 1999 , 2007 , 2015 ; Jastreboff y Jastreboff, 2000 , 2003 , 2006 ). TRT tiene como objetivo suprimir el tinnitus mediante la extinción de las conexiones funcionales entre los sistemas nerviosos auditivo, límbico y autónomo, creando así la habituación a las reacciones provocadas por el tinnitus y, en última instancia, la percepción fantasma misma ( Jastreboff, 2015 ).

Más de 100 estudios han explorado la efectividad de la TRT, y la mayoría de estos estudios indicaron que la TRT mejoró significativamente el tinnitus en aproximadamente el 80% de los pacientes ( Jastreboff, 2015 ). Esta implicación también ha sido respaldada por la revisión Cochrane que sugiere que la TRT es un tratamiento efectivo para pacientes con tinnitus, a pesar de la conclusión basada en un solo ensayo controlado aleatorio de baja calidad ( Phillips y McFerran, 2010) Aunque la mayoría de los estudios han informado sobre la efectividad de la TRT, los cambios en el poder cortical responsables de la mejora del tinnitus aún no están claros. 

Un estudio reciente demostró los sustratos neurales que predicen una mejoría a corto plazo del volumen y la angustia del tinnitus al correlacionar los hallazgos de la electroencefalografía cuantitativa localizada en el estado de reposo (rs-qEEG) y el grado de mejora del tinnitus 3 meses después de la primera sesión de TRT ( Kim et al. ., 2016 ). En este estudio, las actividades previas a la TRT en varias áreas corticales relacionadas con la generación de acúfenos, la actividad parasimpática y el sistema descendente de cancelación de ruido se han sugerido como posibles predictores de mejoría a corto plazo del acúfeno después de la TRT ( Kim et al., 2016) Sin embargo, el posible papel de la TRT en la modulación de las actividades corticales anormales y, por lo tanto, en la mejora del tinnitus sigue sin estar claro porque no se han realizado estudios que comparen las actividades corticales previas y posteriores a la TRT y correlacionen los cambios de potencia cortical con el grado de mejora de los síntomas.

Como seguimiento de nuestro trabajo anterior ( Kim et al., 2016 ), comparamos los rs-qEEG medidos antes de la TRT y 6 meses después de la primera sesión de TRT en el presente estudio. Además, correlacionamos el alcance de la mejora del tinnitus con los cambios en las señales rs-qEEG para determinar los cambios en la actividad cortical responsables de la mejora del tinnitus utilizando la localización de la fuente complementada por el análisis de conectividad.

Materiales y métodos

Participantes

Se revisaron retrospectivamente los registros médicos de pacientes con tinnitus subjetivo que se inscribieron en un programa TRT modificado en el Hospital Bundang de la Universidad Nacional de Seúl desde mayo de 2015 hasta abril de 2017. Sujetos con pérdida auditiva normal (<25 dB nivel de audición) o leve (nivel auditivo de 25–40 dB) calculada promediando los umbrales de tono puro a 0.5, 1, 2 y 3 kHz ( Bae et al., 2017 , 2018 , 2019 ; Sunwoo et al., 2017 ; Song et al., 2018 ; Lee et al., 2019 ; Shim et al., 2019) en ambos oídos se incluyeron en el presente estudio. 

Los sujetos fueron excluidos si tenían las siguientes condiciones: (1) tinnitus pulsátil, enfermedad de Ménière, otosclerosis, cualquier trastorno psiquiátrico o neurológico, antecedentes de abuso de drogas o alcohol y dolor de cabeza crónico; (2) antecedentes de lesiones en la cabeza que causaron pérdida de conciencia; (3) un historial de convulsiones; y (4) los sujetos que se perdieron durante el seguimiento fueron excluidos del estudio. En consecuencia, la población del estudio final consistió en 37 pacientes con tinnitus subjetivo. 

El estudio fue aprobado por la Junta de Revisión Institucional del Instituto de Investigación Clínica del Hospital Bundang de la Universidad Nacional de Seúl, y se realizó de conformidad con la Declaración de Helsinki (IRB-B-1708-412-128). El requisito de consentimiento del paciente fue renunciado. En la visita inicial, Evaluamos las características del tinnitus de forma estructurada, incluyendo el lado afectado, la naturaleza de los síntomas (tono puro o ruido de banda estrecha) y la duración de los síntomas. Todos los participantes se sometieron a audiometría de tonos puros, pruebas de tinnitus psicoacústico, como coincidencia de tono de tinnitus, coincidencia de sonoridad de tinnitus y prueba de nivel de enmascaramiento mínimo (Henry y Meikle, 2000 ), y un pre-TRT rs-qEEG inicial. 

La discapacidad percibida del tinnitus se midió mediante el Tinnitus Handicap Inventory (THI) ( Newman et al., 1996 ). El THI consta de un total de 25 elementos, que consta de una subescala funcional (11 elementos), una subescala emocional (9 elementos) y una subescala catastrófica (5 elementos). La puntuación total de THI (0–100 puntos) se utiliza para determinar una medida de la gravedad general de la molestia del tinnitus o la angustia general relacionada con el tinnitus ( Newman et al., 1996) Los puntajes de la escala de calificación numérica (NRS) para el volumen del tinnitus (respondiendo a la pregunta “¿qué tan alto es su tinnitus?” En una escala del 0 al 10), angustia relacionada con el tinnitus (respondiendo a la pregunta “¿qué tan molesto está por su tinnitus?” en una escala de 0 a 10), y el porcentaje del día durante el cual el participante percibió tinnitus (percepción de tinnitus NRS, 0 a 100%) se utilizó para evaluar las dificultades asociadas con el tinnitus. Todas las pruebas se realizaron antes y 6 meses después de la sesión inicial de TRT.

Programa TRT modificado

Después de la evaluación inicial, todos los sujetos incluidos en el presente estudio participaron en nuestro programa TRT modificado, que se basó en el modelo neurofisiológico de Jastreboff ( Jastreboff, 1990 , 1999 , 2007 , 2015 ; Jastreboff y Jastreboff, 2000 , 2003 , 2006 ). “El TRT original incluye no solo asesoramiento directivo y terapia de sonido, sino también manejo del estrés y tratamiento psicoterapéutico facultativo. Mientras tanto, el punto principal de la TRT modificada es el asesoramiento, que se basa en el modelo neurofisiológico del tinnitus ( Mazurek et al., 2006). ”Durante la sesión inicial de 40 minutos, los sujetos fueron educados sobre los antecedentes del tinnitus y la TRT, como la definición e incidencia del tinnitus, la anatomía simplificada del oído y las vías auditivas, el procesamiento subconsciente y la percepción consciente de los estímulos auditivos. , escucha selectiva y el mecanismo central de cancelación de ruido ( Song et al., 2015a), el modelo neurofisiológico sugerido por Jastreboff, la desmitificación del tinnitus, la motivación y la tranquilidad, la explicación de la habituación e ignorar el tinnitus como el objetivo de la TRT, los roles desempeñados por los audífonos y varias terapias de sonido en el tratamiento del tinnitus, y la educación dirigida sobre cómo evitar el silencio y para agregar sonidos no nocivos al entorno diario (es decir, estimulación sonora ambiental). Se recomendó que todos los sujetos estuvieran expuestos a la estimulación del sonido ambiental tanto como fuera posible y que evitaran un silencio completo mientras estaban despiertos. 

Los audífonos no se usaron en la población del presente estudio, ya que solo se incluyeron sujetos con pérdida auditiva normal o leve para evitar el sesgo con los cambios corticales debido a la pérdida auditiva y su mejora después del uso del audífono. Después de la sesión inicial de TRT, Todos los sujetos fueron programados para sesiones mensuales de seguimiento TRT (30 min cada uno). En cada sesión de seguimiento, todos los sujetos fueron reevaluados por la encuesta de seguimiento THI y NRS y se les aconsejó para determinar cambios subjetivos en sus síntomas y para revisar el contenido central de la sesión de asesoramiento inicial. De esta forma, se impartieron un total de 7 sesiones TRT a cada sujeto.

Grabación EEG

Los EEG-R se obtuvieron antes y 6 meses después de la sesión inicial de TRT en los 37 sujetos. Antes de la medición, se les pidió a los participantes que no bebieran alcohol durante 24 horas y que evitaran las bebidas con cafeína el día de la grabación para minimizar los cambios inducidos por el alcohol en el EEG ( Korucuoglu et al., 2016 ) o la disminución de la potencia alfa y beta inducida por la cafeína Siepmann y Kirch, 2002) Se registraron EEG con el paciente en posición sentada con los ojos cerrados durante 5 minutos utilizando una tapa de electrodo de estaño (Electro-Cap, Eaton, OH, Estados Unidos), un amplificador Mitsar (EEG-201; Mitsar, San Petersburgo, Rusia), y el software WinEEG versión 2.84.44 (Mitsar) en una habitación completamente iluminada, protegida de sonidos y campos eléctricos dispersos. 

El EEG se muestreó con 19 electrodos en la colocación internacional estándar 10-20, en referencia a los oídos unidos, y las impedancias se mantuvieron por debajo de 5 kΩ en cada electrodo a lo largo de las mediciones de EEG. Importamos EEG como datos epoched, y los datos fueron recolectados para 100 ojos cerrados de 2 segundos de epochs. Las épocas permanecieron después de que la eliminación de artefactos difería de persona a persona según la cantidad de datos eliminados. La frecuencia de muestreo fue de 1024 Hz, y las frecuencias de paso alto y bajo utilizadas fueron de 0,15 y 200 Hz, respectivamente. 

Inicialmente, los datos grabados se volvieron a muestrear a 128 Hz y se filtraron con paso de banda usando un filtro de transformada rápida de Fourier y la aplicación de una ventana de Hanning a 2-44 Hz. Después de importar los datos a Eureka! Software (Sherlin y Congedo, 2005 ), para trazar el flujo de EEG y la inspección manual de artefactos, como movimiento ocular, parpadeo inconsciente, apretar los dientes y cualquier forma de movimientos corporales que puedan afectar el flujo de EEG, se realizaron para eliminar todos los artefactos episódicos. Como el nivel de vigilancia de los participantes puede afectar los resultados de las pruebas, monitoreamos cuidadosamente los patrones anormales de EEG, como la desaceleración del ritmo alfa o la aparición de husos del sueño ( Moazami-Goudarzi et al., 2010 ). Ningún participante incluido en el presente estudio exhibió tales patrones de EEG anormales a lo largo de las mediciones.

Análisis de localización de fuente

Software de tomografía electromagnética cerebral de baja resolución (LORETA) -KEY1 diseñado para la localización funcional de densidades de corriente estandarizadas basadas en ciertas restricciones electrofisiológicas y neuroanatómicas ( Pascual-Marqui, 2002 ) se utilizó para localizar las fuentes corticales que generaron las actividades registradas desde el electrodo del cuero cabelludo en cada una de las siguientes 8 bandas de frecuencia: delta ( 2–3,5 Hz), theta (4–7,5 Hz), alfa 1 (8–10 Hz), alfa 2 (10–12 Hz), beta 1 (13–18 Hz), beta 2 (18,5–21 Hz), beta 3 (21.5–30 Hz) y gamma (30.5–44 Hz) ( Kim et al., 2015 ; Song et al., 2015a , b , 2017 ; Han et al., 2018 ; Vanneste et al., 2018 ) .

La estimación de la posición de las fuentes de corriente a partir de los potenciales de electrodo se conoce como el problema inverso o el problema de imagen de la fuente neural ( Grech et al., 2008 ; Lopez Rincon y Shimoda, 2016 ). En otras palabras, el problema inverso implica la reconstrucción de la fuente de imágenes de actividades neuronales eléctricas basadas en mediciones extracraneales. Entre las diversas técnicas disponibles para la localización de fuentes EEG, el algoritmo LORETA ofrece la mejor solución en términos de error de localización y fuentes fantasmas ( Grech et al., 2008 ). El software hace suposiciones con respecto a las orientaciones y fortalezas de las fuentes neuronales vecinas que están representadas por vóxeles adyacentes. 

Este software implementa coordenadas de electrodo realistas revisadas (Jurcak et al., 2007 ) y el campo líder producido por Fuchs et al. (2002) resultante de las posiciones estándar de los electrodos reajustadas a un cabezal estándar del Instituto Neurológico de Montreal (MNI) -152 en combinación con un método de elemento límite derivado de la misma anatomía estándar ( Jurcak et al., 2007 ). El LORETA-KEY divide plantilla anatómica y etiqueta el neocortical volumen MNI-152, incluyendo el hipocampo y la corteza cingulada anterior, en 6239 voxels con dimensiones de 5 x 5 x 5 mm, basado en el Daemon Atlas ( Lancaster et al., 2000 ) . El etiquetado anatómico de grupos significativos se realizó automáticamente utilizando una caja de herramientas implementada en LORETA-KEY. Las ubicaciones de los grupos significativos se investigaron inicialmente utilizando la caja de herramientas Anatomía (Eickhoff et al., 2005 ), y reconfirmado utilizando el atlas Talairach y Tournoux ( Talairach y Tournoux, 1988 ).

Análisis de conectividad funcional

Se ha propuesto que la sincronización de fase en múltiples bandas de frecuencia es el mecanismo más plausible de la integración neuronal a gran escala para superar la organización anatómica y funcional distribuida de la actividad cerebral para permitir un comportamiento y cognición coherentes ( Varela et al., 2001) Por lo tanto, la sincronización de fase y la cantidad de coherencia entre los qEEG pre y post TRT en diferentes regiones de interés (ROI) se calcularon para analizar la conectividad funcional mediante la caja de herramientas de conectividad LORETA-KEY incorporada. 

La caja de herramientas determina la coherencia y la sincronización de fase entre series de tiempo multivariadas; Las medidas se expresan como sumas de dependencias rezagadas / instantáneas. De varios métodos, analizamos la coherencia retrasada, ya que excluye las partes no rezagadas de coherencia que comprenden los efectos de la conducción del volumen (aumento de la coherencia artificial) y los efectos de las fuentes no registradas que impulsan simultáneamente las fuentes registradas ( Milz et al., 2014 ).

Se seleccionaron un total de 28 ROI definidos por el área de Brodmann como posibles nodos en base a la literatura previa sobre el tinnitus: las cortezas auditivas primarias y secundarias bilaterales ( Rolls, 2004 ; Kringelbach, 2005 ; Smits et al., 2007 ), el parahippocampal bilateral ( Landgrebe et al., 2009 ), la corteza cingulada anterior rostral / pregenual / subgenual bilateral (r / pg / sgACC) ( Vanneste et al., 2010 ; De Ridder et al., 2011b ; Golm et al., 2013 ), la cortezas prefrontales mediales ventrales bilaterales (vmPFC) ( Leaver et al., 2011 , 2012 ), las insulas bilaterales, precunei bilateral y cortezas orbitofrontales bilaterales (OFC) (Vanneste et al., 2010 ; De Ridder et al., 2011b ; Golm et al., 2016 ).

Análisis estadístico

El mapeo estadístico no paramétrico (SnPM) se adaptó para las pruebas de permutación para la localización de la fuente y la conectividad funcional. SnPM produce resultados similares a los obtenidos con el enfoque de mapeo paramétrico estadístico utilizando un modelo lineal general (GLM) con múltiples correcciones de comparación derivadas de la teoría de campo aleatorio ( Nichols y Holmes, 2002 ). Es decir, SnPM corrige las múltiples pruebas realizadas para todos los vóxeles y todas las bandas de frecuencia. 

Debido a su naturaleza no paramétrica, la validez de SnPM no se basa en ningún supuesto de Gaussianity. En este sentido, SnPM se puede utilizar para verificar la validez de los enfoques paramétricos menos costosos desde el punto de vista computacional y es adecuado para estudios de neuroimagen funcional que involucren múltiples sujetos o análisis grupales en un pequeño número de sujetos (Nichols y Holmes, 2002 ). La permutación de SnPM para la corrección para comparaciones múltiples (5,000 permutaciones en el estudio actual) se ha demostrado previamente similar a las obtenidas utilizando un enfoque GLM estándar con correcciones de comparaciones múltiples ( Holmes et al., 1996 ; Nichols y Holmes, 2002 ).

De esta manera, comparamos los rs-qEEG pre y post TRT y correlacionamos el grado de mejora del tinnitus con los cambios en las señales rs-qEEG con respecto a la actividad localizada en la fuente y la conectividad funcional. Además, la prueba t pareada se usó para evaluar los cambios en las puntuaciones percibidas de THI y NRS 6 meses después de TRT usando SPSS (versión 20.0; SPSS Inc., Chicago, IL, Estados Unidos). En todos los análisis, se tomó P <0.05 para indicar significación estadística. Las pruebas t se basaron en hipótesis de una cola.

Resultados

Características demográficas y clínicas de los sujetos.

Las características clínicas de los 37 sujetos incluidos en este estudio se resumen en la Tabla 1 . La puntuación media de THI de los sujetos fue de 56.3 ± 16.8, y la discapacidad del tinnitus de los sujetos inscritos varió de «moderada» a «severa» según lo definido por Newman et al. (1998) . La edad media de los sujetos fue de 55.0 ± 11.9 años (rango, 22-76 años), y 20 de los 37 sujetos eran hombres. De los 37 sujetos, 21 se quejaron de tinnitus unilateral (15 con tinnitus derecho y 6 con tinnitus izquierdo), mientras que los 16 restantes tenían tinnitus bilateral. Veintisiete pacientes presentaron tinnitus de tono puro, mientras que los otros 10 presentaron tinnitus de ruido de banda estrecha. La duración media de los síntomas fue de 5.0 ± 4.1 años (rango, 1–25 años).

Tabla 1. Características demográficas y clínicas.

Mejora en los puntajes del cuestionario 6 meses después de la sesión inicial de TRT

Como se resume en la Tabla 2 , la puntuación media de THI mejoró significativamente de 56.3 ± 16.8 a 37.5 ± 24.3 ( t = 5.83, P <0.001, Cohen’s d = 1.118, prueba t pareada ) 6 meses después de la sesión inicial de TRT. Además, se observaron mejoras significativas 6 meses después de la sesión TRT inicial en comparación con los puntajes de pretratamiento en sonoridad NRS (de 6.9 ± 1.8 a 6.0 ± 2.0, t = 3.525, d de Cohen = 0.484, P = 0.007, prueba t pareada ), angustia (de 7.0 ± 2.0 a 5.1 ± 2.6, t = 3.096, d de Cohen = 0.916, P <0.001, t emparejadoprueba) y percepción (de 85.9 ± 22.2% a 64.2 ± 29.4%, t = 3.451, d de Cohen = 0.981, P <0.001, prueba de t pareada ).

Tabla 2. Cambios en las puntuaciones percibidas de discapacidad del tinnitus 6 meses después de la TRT.

Comparación de la potencia cortical localizada en la fuente y la conectividad entre las condiciones pre y post TRT

Los sujetos incluidos en el presente estudio mostraron poderes significativamente menores en las cortezas auditivas primarias y secundarias izquierdas (A1 y A2) para la banda de frecuencia gamma 6 meses después de TRT en comparación con el estado previo a TRT ( P <0.01) ( Figura 1 ). No hubo otras diferencias estadísticamente significativas entre los pre y post TRT rs-qEEG para las bandas de frecuencia delta, theta, alfa 1 y 2 y beta 1–3.

Figura 1. Comparación de la potencia cortical localizada en la fuente entre las condiciones pre y post TRT utilizando datos de electroencefalografía cuantitativa (qEEG) medidos repetidamente. 
Los datos de qEEG posteriores a TRT mostraron una disminución de las potencias en las cortezas auditivas primaria y secundaria izquierdas (A1 y A2) para la banda de frecuencia gamma en comparación con los datos previos a TRT.

No se encontraron diferencias significativas entre los datos anteriores y posteriores a TRT rs-qEEG con respecto a la conectividad entre los 28 ROI.

Análisis de correlación entre los cambios de NRS y los cambios de poder cortical localizados en la fuente

Los cambios en la potencia cortical localizada en la fuente en la ínsula derecha y OFC para la banda de frecuencia alfa 1 se correlacionaron positivamente con las mejoras porcentuales en la angustia NRS ( P = 0.04) ( Figura 2 ). Mientras tanto, las mejoras porcentuales en el volumen del NRS o la percepción del NRS no mostraron correlaciones significativas con los cambios en la potencia cortical localizada en la fuente después de la TRT.

Figura 2. Análisis de correlación localizada en la fuente entre las mejoras porcentuales en NRS de angustia de tinnitus y los cambios en los datos de qEEG en estado de reposo TRT (pre y post-TRT). 
Los cambios de potencia de EEG en la ínsula derecha y la corteza orbitofrontal (OFC) para la banda de frecuencia alfa 1 mostraron una correlación positiva con los cambios porcentuales en la angustia del NRS ( 
P = 0.04).

Análisis de correlación entre cambios en los parámetros de NRS y cambios de conectividad

No se observaron correlaciones significativas en las mejoras porcentuales en la sonoridad / angustia / percepción NRS y la conectividad entre las 28 ROI.

Discusión

Este estudio se realizó para explorar el papel de la TRT modificada con respecto a la modulación de actividades corticales anormales en sujetos con tinnitus debilitante 6 meses después de la sesión inicial mediante el análisis de los cambios en las actividades corticales en estado de reposo. Mediante el análisis de rs-qEEG medidos de forma repetitiva, demostramos que el poder cortical del sujeto de tinnitus cambia después de repetidas sesiones de TRT modificadas y la mejora de los síntomas se correlaciona con los cambios en las actividades oscilatorias corticales en estado de reposo. Hasta donde sabemos, aunque el modelo neurofisiológico clásico de tinnitus sugerido por Jastreboff postulaba la participación de estructuras corticales, como la corteza auditiva y el sistema límbico,

Mejora sostenida en los puntajes del cuestionario 6 meses después de la sesión inicial de TRT

Como seguimiento de nuestro informe anterior ( Kim et al., 2016 ), el presente estudio se realizó en una población de 37 pacientes inscritos en el programa TRT de nuestro instituto y se siguió durante 6 meses después de la sesión inicial de TRT. Como se resume en la Tabla 2 , las mejoras en la puntuación media de THI (de 56.3 ± 16.8 a 37.5 ± 24.3), la sonoridad NRS (de 6.9 ± 1.8 a 6.0 ± 2.0), la angustia (de 7.0 ± 2.0 a 5.1 ± 2.6) y la percepción (de 85.9 ± 22.2% a 64.2 ± 29.4%) indicaron mejoras sostenidas significativas 6 meses después de la sesión TRT inicial en comparación con las puntuaciones previas al tratamiento. Los resultados fueron comparables a nuestro informe preliminar anterior ( Kim et al., 2016 ), así como a otros estudios previos ( Jastreboff y Jastreboff, 2006 ;Jastreboff, 2015 ).

El poder cortical auditivo anormal se suprime 6 meses después de la sesión inicial de TRT

Se ha sugerido previamente que la percepción del tinnitus está relacionada con una mayor actividad neuronal en la corteza auditiva, y se ha sugerido que A1 y A2 juegan un papel importante en la percepción del tinnitus ( De Ridder et al., 2015 ), y estas áreas recientemente han sido sugerido como parte del núcleo del tinnitus; es decir, el área mínima del cerebro requerida para generar el sonido fantasma ( De Ridder et al., 2014 ), junto con el parahippocampus (PHC). De hecho, un metaanálisis reciente de estudios de PET informó un aumento del flujo sanguíneo cerebral regional en A1 y A2 en pacientes con tinnitus en comparación con los controles normales, lo que respalda la sugerencia de que A1 y A2 son áreas importantes para la percepción del tinnitus ( Song et al., 2012) Sin embargo, los estudios incluidos en este metanálisis no controlaron la pérdida auditiva, por lo que podrían haber demostrado correlatos de la pérdida auditiva, así como, o en lugar de, el tinnitus. Por lo tanto, esto espera más confirmación.

Se sugirió que el tinnitus es causado por una actividad anormal, espontánea y constante de la banda gamma generada como consecuencia de la hiperpolarización de los núcleos talámicos ( Llinás et al., 1999 ). Por otro lado, qEEG ( Van Der Loo et al., 2009 ; Vanneste y De Ridder, 2012 ; Meyer et al., 2014 ) y estudios MEG ( Weisz et al., 2005 , 2007) mostraron que la percepción del tinnitus y su volumen están correlacionados con una actividad sostenida de banda gamma de alta frecuencia en las cortezas auditivas. Estos resultados sugieren que el aumento de la actividad de la banda gamma en las cortezas auditivas se asocia con la percepción y el volumen del tinnitus. El presente estudio demostró una disminución significativa de la potencia gamma en los A1 y A2 izquierdos después de la TRT a los 6 meses en comparación con la línea base previa a la TRT, y mostró una disminución de la potencia cortical del generador de tinnitus central, es decir, las cortezas auditivas, después de la TRT. Sin embargo, cabe destacar que los informes sobre cambios auditivos en el poder de la gamma cortical en pacientes con tinnitus parecen ser controvertidos. Por ejemplo, otros estudios previos de qEEG o MEG no han podido encontrar cambios en el poder gamma entre los grupos de tinnitus y control ( Adjamian et al., 2012 ;Song et al., 2015b ). Además, Sedley et al. reveló los patrones diferenciales de las oscilaciones de banda gamma en la corteza auditiva de acuerdo con la inhibición o excitación residual, lo que sugiere un papel inhibidor mutuo de las oscilaciones gamma en los síntomas de tinnitus ( Sedley et al., 2012 ). Estos hallazgos discrepantes pueden atribuirse a una frecuencia de banda gamma altamente variable entre los estudios ( Weisz et al., 2007 ; Van Der Loo et al., 2009 ; Song et al., 2015b ) y factores de confusión como la lateralidad y la pérdida auditiva ( Ortmann et al. al., 2011) y, por lo tanto, se deben realizar más estudios para dilucidar el papel de los cambios de potencia gamma en la corteza auditiva. Además, la potencia gamma reducida en la izquierda A1 y A2 6 meses después de la sesión inicial de TRT modificada también puede estar sesgada por un efecto del tiempo, la familiaridad con el EEG o un correlato indirecto de estos, como la atención. Se deben realizar estudios futuros en un mayor número de sujetos para reconfirmar nuestros hallazgos actuales.

Nuestro estudio preliminar indicó que los cambios porcentuales en la mejora en el volumen del tinnitus se correlacionaron con las actividades de la banda gamma de A1 y A2 3 meses después de la TRT ( Kim et al., 2016 ). A este respecto, la disminución de las actividades en A1 y A2 en pacientes con tinnitus después de TRT puede estar relacionada con mejoras a corto y largo plazo mediadas por TRT en tinnitus. Además, en un reciente estudio rs-qEEG realizado por Vanneste y De Ridder (2016), se sugirió que el tinnitus estaba más estrechamente relacionado con la actividad cortical auditiva en pacientes con poca o ninguna pérdida auditiva, pero no con la actividad parahippocampal, mientras que el tinnitus parece estar relacionado con los mecanismos parahippocampal en aquellos con pérdida auditiva más severa. Como los sujetos inscritos en el presente estudio no tenían o tenían una pérdida auditiva mínima con umbrales mejores de 40 dB bilateralmente, la desactivación de las cortezas auditivas en nuestros sujetos después de la TRT fue consistente con lo informado por Vanneste y De Ridder (2016) .

TRT atenuó la angustia relacionada con el tinnitus a través de la modulación de la interacción de los sistemas nerviosos límbico y autónomo

Según el modelo neurofisiológico clásico del tinnitus ( Jastreboff, 1990 , 2015 ), una vez que una actividad anormal que causa el tinnitus se clasifica como importante, se propaga al sistema límbico y al sistema nervioso autónomo. Es decir, la angustia relacionada con el tinnitus es atribuible a los cambios en el sistema límbico y el sistema nervioso autónomo, así como a la interacción entre estos dos sistemas. En un modelo integrador de tinnitus que sugiere el tinnitus como una percepción unificada de las subredes separables que interactúan, se ha sugerido que la OFC es una de las áreas corticales responsables del componente emocional del tinnitus ( De Ridder et al., 2014) Además, estudios recientes demostraron que la angustia relacionada con el tinnitus está relacionada con la oscilación alfa en la red que consiste en la amígdala-corteza cingulada anterior-insula-PHC ( Vanneste et al., 2010 ; Golm et al., 2013 ). Además, otro estudio demostró una correlación entre la angustia relacionada con el tinnitus y la activación simpática, mediada en parte por la ínsula anterior derecha ( van der Loo et al., 2011 ).

Estos estudios previos fueron consistentes con los hallazgos actuales que muestran correlaciones positivas entre los cambios de potencia cortical en la ínsula derecha / OFC y las mejoras porcentuales en la angustia NRS 6 meses después de la sesión inicial de TRT. Es decir, una mayor normalización de los componentes emocionales mediados por OFC y la activación simpática mediada por la ínsula derecha por TRT mostró una asociación con una mejoría mayor en la angustia relacionada con el tinnitus. Además, nuestro estudio preliminar reveló una correlación positiva entre la actividad pre-TRT de la ínsula y la mejora porcentual en la puntuación de THI, lo que refleja la mejora de la angustia psicológica debido al tinnitus, 3 meses después de la sesión inicial de TRT. Tomados en conjunto con los resultados de nuestro estudio preliminar,

Fortalezas y limitaciones del estudio actual

Hasta donde sabemos, este es el primer estudio que evalúa los cambios en el poder cortical después de la TRT y correlaciona estos cambios con mejoras en los síntomas subjetivos del tinnitus. Aunque este estudio no solo reprodujo hallazgos anteriores, sino que también aclaró los cambios clave responsables de la mejora del tinnitus y la angustia relacionada, existen varias limitaciones potenciales que justifican una investigación de seguimiento.

Primero, procesamos datos de qEEG mediante remuestreo a 128 Hz y filtrado de paso de banda con el rango de onda EEG estándar (2-44 Hz) en este estudio. Sin embargo, un estudio anterior mostró actividades de mayor frecuencia (40–80 Hz) en el rango gamma sobre las cortezas auditivas en pacientes con tinnitus intratable ( Ashton et al., 2007 ). La interpretación precisa de los cambios en la oscilación gamma, que se ha sugerido que son correlatos neuronales de la percepción y la conciencia ( Weisz et al., 2007), no fue posible en el presente estudio. Por lo tanto, se requieren más estudios que utilicen una grabación de banda de frecuencia más alta. En segundo lugar, aunque informamos mejoras en los síntomas relacionados con el tinnitus 6 meses después de la TRT modificada, no podemos concluir definitivamente que estas mejoras se debieron únicamente a la TRT. A medida que el tinnitus se resuelve espontáneamente sin ningún tratamiento durante el seguimiento en algunos pacientes ( Dobie y Snow, 2004 ) y como se recomienda que el programa TRT continúe durante 18 meses ( Grewal et al., 2014), se justifican estudios adicionales que comparen un grupo TRT con un grupo de control de «lista de espera» con una duración de seguimiento más larga. En tercer lugar, los pacientes con tinnitus con niveles relativamente altos de angustia (puntuación media de THI de 57.8) se inscribieron en el presente estudio. Para explorar la aplicabilidad de los resultados actuales a pacientes con diferentes niveles de angustia, se requieren estudios adicionales en sujetos sin angustia leve o leve. Cuarto, incluimos pacientes con tinnitus con audición normal o pérdida de audición leve y no tomamos en cuenta la hiperacusia combinada. Se ha informado que los pacientes con tinnitus muestran diferentes patrones de actividad cortical según el grado de pérdida auditiva o hiperacusia combinada ( Vanneste y De Ridder, 2016) Por lo tanto, se requieren más estudios para explorar los cambios de poder cortical que ocurren después de la TRT en grupos con diferentes grados de pérdida auditiva y para evaluar el papel de la hiperacusia. Quinto, un estudio reciente ha sugerido que no hubo diferencias con respecto a las puntuaciones de mejora del tinnitus entre TRT, TRT parcial (asesoramiento con generador de sonido placebo) y grupos de atención estándar ( Tinnitus Retraining Therapy Trial Research Group et al., 2019) Se justifica la investigación adicional para revelar si el efecto de TRT es o no una parte de la habituación natural. Sexto, los sujetos de nuestro estudio fueron heterogéneos con respecto a la lateralidad del tinnitus (16 tinnitus bilaterales, 15 tinnitus derecho y 6 tinnitus izquierdo). En este sentido, los hallazgos en el estudio actual no son concluyentes ya que los sujetos con tinnitus unilateral y bilateral muestran diferentes patrones oscilatorios corticales de acuerdo con la literatura previa ( Vanneste et al., 2011 ). Se deben realizar estudios futuros que exploren los diferentes efectos de la TRT tanto en grupos de tinnitus uni como bilaterales para explorar más el efecto de la lateralidad del tinnitus.

Conclusión

Tomados en conjunto, los resultados presentados aquí indicaron que TRT mejora el tinnitus al reducir el poder cortical auditivo y la angustia relacionada con el tinnitus al reducir el poder del modulador de respuesta autónoma de arriba hacia abajo o las respuestas fisiológicas periféricas a las experiencias emocionales. Es decir, la TRT induce habituación a través de la modulación de las conexiones funcionales entre el sistema auditivo y los sistemas nerviosos límbico y autónomo. El presente estudio confiere una base adicional para comprender el modelo neurofisiológico y el modelo integrador recientemente sugerido de tinnitus por De Ridder et al. (2014)en el contexto de la eficacia a largo plazo de TRT. Además, el presente estudio sugirió un mecanismo por el cual la TRT calma el tinnitus y alivia la angustia relacionada con el tinnitus en el contexto de la modulación psicológica del poder cortical.

Declaración de disponibilidad de datos

Los conjuntos de datos generados para este estudio están disponibles a solicitud del autor correspondiente.

Declaración de Ética

El estudio fue aprobado por la Junta de Revisión Institucional del Instituto de Investigación Clínica del Hospital Bundang de la Universidad Nacional de Seúl y se realizó de conformidad con la Declaración de Helsinki (IRB-B-1708-412-128). El requisito de consentimiento del paciente fue renunciado.

Contribuciones de autor

J-JS dirigió el análisis e interpretación de los resultados, y redactó el primer manuscrito. S-YL, JR e YS concibieron la investigación, revisaron el manuscrito en busca de contenido intelectual importante. Todos los autores contribuyeron a todos los aspectos de la investigación, incluido el diseño metodológico, la recopilación y el análisis de datos, la interpretación de los resultados y la revisión del manuscrito para contenido intelectual importante, y aprobaron la versión final del manuscrito y acordaron ser responsables de todos los aspectos del trabajo.

Fondos

Este trabajo fue apoyado por una subvención de la National Research Foundation of Korea (NRF) subvención financiada por el Gobierno de Corea (MSIP) (Subvención No. NRF-2019R1A2C2004941).

Conflicto de intereses

Los autores declaran que la investigación se realizó en ausencia de relaciones comerciales o financieras que pudieran interpretarse como un posible conflicto de intereses.

Expresiones de gratitud

El inglés en este documento ha sido revisado por al menos dos editores profesionales, ambos hablantes nativos de inglés. Para obtener un certificado, consulte: http://www.textcheck.com/certificate/G0JWRd .

Notas al pie

  1. ^ http://www.uzh.ch/keyinst/NewLORETA/Software/Software.htm

Referencias

Adjamian, P., Hall, DA, Palmer, AR, Allan, TW y Langers, DR (2014). Anormalidades neuroanatómicas en acúfenos crónicos en el cerebro humano. Neurosci. Biobehav. Apocalipsis 45, 119-133. doi: 10.1016 / j.neubiorev.2014.05.013

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Adjamian, P., Sereda, M., Zobay, O., Hall, DA y Palmer, AR (2012). Indicadores neuromagnéticos de tinnitus y enmascaramiento de tinnitus en pacientes con y sin pérdida auditiva. J. Assoc. Res. Otolaryngol. 13, 715–731. doi: 10.1007 / s10162-012-0340-5

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Ashton, H., Reid, K., Marsh, R., Johnson, I., Alter, K. y Griffiths, T. (2007). «Puntos calientes» localizados de alta frecuencia en lóbulos temporales de pacientes con tinnitus intratable: un estudio cuantitativo electroencefalográfico (QEEG). Neurosci. Letón. 426, 23-28. doi: 10.1016 / j.neulet.2007.08.034

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Bae, YJ, Jeon, YJ, Choi, BS, Koo, JW y Song, JJ (2017). El papel de la resonancia magnética en el diagnóstico de la compresión neurovascular del nervio coclear que resulta en tinnitus de máquina de escribir. AJNR Am. J. Neuroradiol. 38, 1212-1217. doi: 10.3174 / ajnr.A5156

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Bae, YJ, Shim, YJ, Choi, BS, Kim, JH, Koo, JW y Song, JJ (2019). Los efectos de la tercera ventana ”y la“ ventana única ”impiden el éxito quirúrgico: el análisis de la otosclerosis retrofenestral que involucra el conducto auditivo interno o la ventana redonda. J. Clin. Medicina. 8: E1182. doi: 10.3390 / jcm8081182

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Bae, YJ, Song, JJ, Choi, BS, Kang, Y., Kim, JH y Koo, JW (2018). Diferenciación entre el schwannoma intralabirintino y la laberintitis potenciadora del contraste en la RM: análisis cuantitativo de las características de intensidad de la señal. Otol Neurotol 39, 1045-1052. doi: 10.1097 / MAO.0000000000001901

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

De Ridder, D., Elgoyhen, AB, Romo, R. y Langguth, B. (2011a). Percepciones fantasmas: acúfenos y dolor como redes persistentes de memoria aversiva. Proc. Natl. Acad. Sci. Estados Unidos 108, 8075–8080. doi: 10.1073 / pnas.1018466108

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

De Ridder, D., Vanneste, S. y Congedo, M. (2011b). El cerebro angustiado: un grupo de análisis de separación de fuente ciega en acúfenos. PLoS One 6: e24273. doi: 10.1371 / journal.pone.0024273

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

De Ridder, D., Vanneste, S., Langguth, B. y Llinas, R. (2015). Disritmia talamocortical: una actualización teórica en el tinnitus. Frente. Neurol 6: 124. doi: 10.3389 / fneur.2015.00124

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

De Ridder, D., Vanneste, S., Weisz, N., Londero, A., Schlee, W., Elgoyhen, AB, et al. (2014) Un modelo integrador de percepción fantasma auditiva: el tinnitus como una percepción unificada de las subredes separables que interactúan. Neurosci. Biobehav. Apocalipsis 44, 16–32. doi: 10.1016 / j.neubiorev.2013.03.021

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Dobie, RA y Snow, J. (2004). «Descripción general: sufriendo de tinnitus», en Tinnitus: Theory and Management , ed. JB Snow, (Lewiston, Nueva York: BC Decker), 1–7.

Google Académico

Eickhoff, SB, Stephan, KE, Mohlberg, H., Grefkes, C., Fink, GR, Amunts, K., et al. (2005) Una nueva caja de herramientas SPM para combinar mapas citoarquitectónicos probabilísticos y datos de imágenes funcionales. Neuroimage 25, 1325-1335. doi: 10.1016 / j.neuroimage.2004.12.034

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Fuchs, M., Kastner, J., Wagner, M., Hawes, S. y Ebersole, JS (2002). Un modelo de conductor de volumen estandarizado del método del elemento límite. Clin. Neurofisiol. 113, 702–712. doi: 10.1016 / s1388-2457 (02) 00030-5

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Golm, D., Schmidt-Samoa, C., Dechent, P. y Kroner-Herwig, B. (2013). Correlatos neuronales de la angustia relacionada con el tinnitus: un estudio fMRI. Oír. Res. 295, 87–99. doi: 10.1016 / j.heares.2012.03.003

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Golm, D., Schmidt-Samoa, C., Dechent, P. y Kroner-Herwig, B. (2016). Angustia relacionada con el tinnitus: evidencia de fMRI de una tarea stroop emocional. BMC Oído Nariz Garganta Trastorno. 16:10. doi: 10.1186 / s12901-016-0029-1

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Grech, R., Cassar, T., Muscat, J., Camilleri, KP, Fabri, SG, Zervakis, M., et al. (2008) Revisión sobre la resolución del problema inverso en el análisis de fuente EEG. J. Neuroeng. Rehabilitación 5:25. doi: 10.1186 / 1743-0003-5-25

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Grewal, R., Spielmann, PM, Jones, SE y Hussain, SS (2014). Eficacia clínica de la terapia de reentrenamiento del tinnitus y la terapia cognitiva conductual en el tratamiento del tinnitus subjetivo: una revisión sistemática. J. Laryngol. Otol 128, 1028-1033. doi: 10.1017 / S0022215114002849

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Han, JJ, Jang, JH, Ridder, D., Vanneste, S., Koo, JW y Song, JJ (2018). Aumento de la actividad del interruptor automático parietal en la banda de frecuencia delta y conectividad anormal de la banda delta / theta en la red salience en sujetos con hiperacusia. PLoS One 13: e0191858. doi: 10.1371 / journal.pone.0191858

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Henry, JA y Meikle, MB (2000). Medidas psicoacústicas del tinnitus. Mermelada. Acad. Audiol. 11, 138-155.

Resumen de PubMed | Google Académico

Holmes, AP, Blair, RC, Watson, JD y Ford, I. (1996). Análisis no paramétrico de imágenes estadísticas de experimentos de mapeo funcional. J. Cereb. Flujo de sangre Metab. 16, 7–22. doi: 10.1097 / 00004647-199601000-2

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Jastreboff, PJ (1990). Percepción auditiva fantasma (tinnitus): mecanismos de generación y percepción. Neurosci. Res. 8, 221–254. doi: 10.1016 / 0168-0102 (90) 90031-9

Texto completo de CrossRef | Google Académico

Jastreboff, PJ (1999). Tinnitus terapia de reentrenamiento. Fr. J Audiol. 33, 68-70.

Google Académico

Jastreboff, PJ (2007). Tinnitus terapia de reentrenamiento. Prog. Brain Res. 166, 415-423. doi: 10.1016 / S0079-6123 (07) 66040-3

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Jastreboff, PJ (2015). 25 años de terapia de reentrenamiento del tinnitus. HNO 63, 307–311. doi: 10.1007 / s00106-014-2979-1

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Jastreboff, PJ y Jastreboff, MM (2000). La terapia de reentrenamiento del tinnitus (TRT) como método para el tratamiento de los pacientes con tinnitus e hiperacusia. Mermelada. Acad. Audiol. 11, 162-177.

Resumen de PubMed | Google Académico

Jastreboff, PJ y Jastreboff, MM (2003). Terapia de reentrenamiento de tinnitus para pacientes con tinnitus y disminución de la tolerancia al sonido. Otolaryngol. Clin. North Am. 36, 321-336. doi: 10.1016 / s0030-6665 (02) 00172-x

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Jastreboff, PJ y Jastreboff, MM (2006). Terapia de reentrenamiento del tinnitus: una visión diferente sobre el tinnitus. ORL J. Otorrinolaringol. Relat. Especificaciones. 68, 23-29. discusión 29-30. doi: 10.1159 / 000090487

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Jurcak, V., Tsuzuki, D. y Dan, I. (2007). 10/20, 10/10 y 10/5 sistemas revisitados: su validez como sistemas de posicionamiento relativos basados ​​en la superficie de la cabeza. Neuroimage 34, 1600–1611. doi: 10.1016 / j.neuroimage.2006.09.024

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Kim, K., Punte, AK, Mertens, G., Van de Heyning, P., Park, KJ, Choi, H., et al. (2015) Un método novedoso para la supresión de artefactos de electroencefalografía relacionada con el dispositivo para explorar los cambios corticales relacionados con el implante coclear en la sordera unilateral. J. Neurosci. Métodos 255, 22-28. doi: 10.1016 / j.jneumeth.2015.07.020

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Kim, SH, Jang, JH, Lee, SY, Han, JJ, Koo, JW, Vanneste, S., et al. (2016) Sustratos neuronales que predicen una mejora a corto plazo del volumen y la angustia del tinnitus después de la terapia de reentrenamiento del tinnitus modificado. Sci. Rep. 6: 29140. doi: 10.1038 / srep29140

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Korucuoglu, O., Gladwin, TE y Wiers, RW (2016). El efecto del alcohol agudo en las asimetrías de EEG relacionadas con el motor durante la preparación del enfoque o evitar las respuestas al alcohol. Biol. Psychol 114, 81-92. doi: 10.1016 / j.biopsycho.2015.12.012

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Kringelbach, ML (2005). La corteza orbitofrontal humana: vinculación de la recompensa con la experiencia hedónica. Nat. Rev. Neurosci. 6, 691–702. doi: 10.1038 / nrn1747

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Lancaster, JL, Woldorff, MG, Parsons, LM, Liotti, M., Freitas, CS, Rainey, L., et al. (2000) Etiquetas automatizadas de atlas de talairach para mapeo cerebral funcional. Tararear. Cerebro Mapp. 10, 120-131. doi: 10.1002 / 1097-0193 (200007) 10: 3 <120 :: aid-hbm30> 3.0.co; 2-8

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Landgrebe, M., Langguth, B., Rosengarth, K., Braun, S., Koch, A., Kleinjung, T., et al. (2009) Cambios estructurales del cerebro en el tinnitus: disminución de la materia gris en las áreas auditivas y no auditivas del cerebro. Neuroimagen 46, 213–218. doi: 10.1016 / j.neuroimage.2009.01.069

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Langguth, B., Kreuzer, PM, Kleinjung, T. y De Ridder, D. (2013). Tinnitus: causas y manejo clínico. Lancet Neurol. 12, 920–930. doi: 10.1016 / S1474-4422 (13) 70160-1

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Leaver, AM, Renier, L., Chevillet, MA, Morgan, S., Kim, HJ y Rauschecker, JP (2011). Desregulación de redes límbicas y auditivas en acúfenos. Neurona 69, 33–43. doi: 10.1016 / j.neuron.2010.12.002

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Leaver, AM, Seydell-Greenwald, A., Turesky, TK, Morgan, S., Kim, HJ y Rauschecker, JP (2012). La morfología cortico-límbica separa el tinnitus del tinnitus distress. Frente. Syst. Neurosci. 6:21. doi: 10.3389 / fnsys.2012.00021

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Lee, SY, Nam, DW, Koo, JW, De Ridder, D., Vanneste, S. y Song, JJ (2017). Sin experiencia auditiva, sin tinnitus: lecciones de sujetos con sordera unilateral congénita y adquirida. Oír. Res. 354, 9-15. doi: 10.1016 / j.heares.2017.08.002

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Lee, SY, Song, SK, Park, SJ, Park, HG, Choi, BY, Koo, JW, et al. (2019). Rejuvenecimiento del bulbo yugular con cemento óseo para pacientes con bulbo yugular dehiscente alto y tinnitus pulsátil ipsilateral. Otol Neurotol 40, 192-199. doi: 10.1097 / MAO.0000000000002093

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Llinás, RR, Ribary, U., Jeanmonod, D., Kronberg, E. y Mitra, PP (1999). Disritmia talamocortical: un síndrome neurológico y neuropsiquiátrico caracterizado por magnetoencefalografía. Proc. Natl. Acad. Sci. Estados Unidos 96, 15222–15227. doi: 10.1073 / pnas.96.26.15222

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

López Rincón, A. y Shimoda, S. (2016). El problema inverso en la electroencefalografía utilizando el modelo bidominio de actividad eléctrica. J. Neurosci. Métodos 274, 94-105. doi: 10.1016 / j.jneumeth.2016.09.011

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Mazurek, B., Fischer, F., Haupt, H., Georgiewa, P., Reisshauer, A. y Klapp, BF (2006). Una versión modificada de la terapia de reentrenamiento del tinnitus: observación de resultados a largo plazo y predictores. Audiol. Neurootol 11, 276–286. doi: 10.1159 / 000093526

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Meyer, M., Luethi, MS, Neff, P., Langer, N. y Buchi, S. (2014). Desenredando la angustia del tinnitus y la presencia de tinnitus mediante el análisis de potencia EEG. Plast Neural. 2014: 468546. doi: 10.1155 / 2014/468546

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Milz, P., Faber, PL, Lehmann, D., Kochi, K. y Pascual-Marqui, RD (2014). sLORETA coherencia atrasada intracortical durante el conteo de la respiración en participantes ingenuos meditativos. Frente. Tararear. Neurosci. 8: 303. doi: 10.3389 / fnhum.2014.00303

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Moazami-Goudarzi, M., Michels, L., Weisz, N. y Jeanmonod, D. (2010). Mejora temporo-insular de EEG bajas y altas frecuencias en pacientes con tinnitus crónico. Estudio QEEG de pacientes con tinnitus crónico. BMC Neurosci. 11:40. doi: 10.1186 / 1471-2202-11-40

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Newman, CW, Jacobson, GP y Spitzer, JB (1996). Desarrollo del Inventario de Tinnitus Handicap. Arco. Otolaryngol. Cabeza Cuello Surg. 122, 143-148.

Resumen de PubMed | Google Académico

Newman, CW, Sandridge, SA, y Jacobson, GP (1998). Adecuación psicométrica del inventario de tinnitus para discapacitados (THI) para evaluar el resultado del tratamiento. Mermelada. Acad. Audiol. 9, 153-160.

Resumen de PubMed | Google Académico

Nichols, TE y Holmes, AP (2002). Pruebas de permutación no paramétricas para neuroimagen funcional: un cebador con ejemplos. Tararear. Cerebro Mapp. 15, 1–25. doi: 10.1002 / hbm.1058

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Ortmann, M., Müller, N., Schlee, W. y Weisz, N. (2011). Aumentos rápidos de la potencia gamma en la corteza auditiva después de un trauma por ruido en humanos. EUR. J. Neurosci. 33, 568-575. doi: 10.1111 / j.1460-9568.2010.07542.x

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Pascual-Marqui, RD (2002). Tomografía electromagnética cerebral estandarizada de baja resolución (sLORETA): detalles técnicos. Métodos encontrar. Exp. Clin. Pharmacol 24, 5–12.

Resumen de PubMed | Google Académico

Phillips, JS y McFerran, D. (2010). Terapia de reentrenamiento de tinnitus (TRT) para tinnitus. Base de datos Cochrane Syst. Rev. 3: CD007330.

Google Académico

Rolls, ET (2004). Las funciones de la corteza orbitofrontal. Cogn cerebral. 55, 11-29.

Resumen de PubMed | Google Académico

Sedley, W., Teki, S., Kumar, S., Barnes, GR, Bamiou, DE y Griffiths, TD (2012). Respuestas gamma oscilatorias de un solo sujeto en acúfenos. Cerebro 135 (Pt 10), 3089–3100. doi: 10.1093 / cerebro / aws220

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Sherlin, L. y Congedo, M. (2005). Dimensión obsesivo-compulsiva localizada mediante tomografía electromagnética cerebral de baja resolución (LORETA). Neurosci. Letón. 387, 72-74. doi: 10.1016 / j.neulet.2005.06.069

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Shim, YJ, Bae, YJ, An, GS, Lee, K., Kim, Y., Lee, SY, et al. (2019). Implicación del conducto auditivo interno en sujetos con otosclerosis coclear: una tercera ventana menos reconocida que afecta el resultado quirúrgico. Otol Neurotol 40, e186 – e190. doi: 10.1097 / MAO.0000000000002144

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Siepmann, M. y Kirch, W. (2002). Efectos de la cafeína en el EEG cuantitativo topográfico. Neuropsicobiología 45, 161-166. doi: 10.1159 / 000054958

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Smits, M., Kovacs, S., De Ridder, D., Peeters, RR, Van Hecke, P. y Sunaert, S. (2007). Lateralización de la activación de la resonancia magnética funcional (fMRI) en la vía auditiva de pacientes con tinnitus lateralizado. Neuroradiology 49, 669–679. doi: 10.1007 / s00234-007-0231-3

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Song, JJ, De Ridder, D., Van de Heyning, P. y Vanneste, S. (2012). Mapeo de la activación cerebral relacionada con el tinnitus: un metaanálisis de estimación de probabilidad de activación de los estudios de PET. J. Nucl. Medicina. 53, 1550-1557. doi: 10.2967 / jnumed.112.102939

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Song, JJ, Hong, SK, Lee, SY, Park, SJ, Kang, SI, An, YH, et al. (2018) Manifestaciones vestibulares en sujetos con acueducto vestibular agrandado. Otol Neurotol 39, e461 – e467. doi: 10.1097 / MAO.0000000000001817

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Song, JJ, Kim, K., Sunwoo, W., Mertens, G., Van de Heyning, P., De Ridder, D., et al. (2017) Un estudio cuantitativo de electroencefalografía sobre cambios corticales inducidos por implante coclear en sordera unilateral con tinnitus. Frente. Tararear. Neurosci. 11: 210. doi: 10.3389 / fnhum.2017.00210

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Song, JJ, Vanneste, S. y De Ridder, D. (2015a). Cancelación de ruido disfuncional de la corteza cingulada anterior rostral en pacientes con tinnitus. PLoS One 10: e0123538. doi: 10.1371 / journal.pone.0123538

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Song, JJ, Vanneste, S., Schlee, W., Van de Heyning, P. y De Ridder, D. (2015b). Diferencias relacionadas con el inicio en sustratos neurales de angustia relacionada con el tinnitus: la corteza cingulada anterior en el tinnitus de inicio tardío y la corteza frontal en el tinnitus de inicio temprano. Estructura cerebral. Funct. 220, 571–584. doi: 10.1007 / s00429-013-0648-x

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Sunwoo, W., Jeon, YJ, Bae, YJ, Jang, JH, Koo, JW y Song, JJ (2017). El tinnitus de la máquina de escribir revisitado: los síntomas típicos y la respuesta inicial a la carbamazepina son las claves diagnósticas más confiables. Sci. Rep. 7: 10615. doi: 10.1038 / s41598-017-10798-w

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Talairach, J. y Tournoux, P. (1988). Atlas estereotáxico coplanar del cerebro humano. Sistema proporcional tridimensional: un enfoque para las imágenes cerebrales. Nueva York, NY: G. Thieme.

Google Académico

Tinnitus Retraining Therapy Trial Research Group, Scherer, RW y Formby, C. (2019). Efecto de la terapia de reentrenamiento del tinnitus versus el estándar de atención sobre la calidad de vida relacionada con el tinnitus: un ensayo clínico aleatorizado. JAMA Otolaryngol. Cabeza Cuello Surg. 145, 597–608. doi: 10.1001 / jamaoto.2019.0821

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

van der Loo, E., Congedo, M., Vanneste, S., Van De Heyning, P. y De Ridder, D. (2011). Lateralización insular en tinnitus distress. Autón Neurosci. 165, 191-194. doi: 10.1016 / j.autneu.2011.06.007

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Van Der Loo, E., Gais, S., Congedo, M., Vanneste, S., Plazier, M., Menovsky, T., et al. (2009) La intensidad del tinnitus depende de las oscilaciones gamma de la corteza auditiva contralateral. PLoS One 4: e7396. doi: 10.1371 / journal.pone.0007396

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Vanneste, S. y De Ridder, D. (2012). Las áreas cerebrales auditivas y no auditivas involucradas en el tinnitus. Una propiedad emergente de múltiples subredes superpuestas paralelas. Frente. Syst. Neurosci. 6:31. doi: 10.3389 / fnsys.2012.00031

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Vanneste, S. y De Ridder, D. (2016). Diferencias fisiopatológicas basadas en la deaferenciación en el sonido fantasma: tinnitus con y sin pérdida auditiva. Neuroimagen 129, 80–94. doi: 10.1016 / j.neuroimage.2015.12.002

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Vanneste, S., Plazier, M., der Loo, E., de Heyning, PV, Congedo, M. y De Ridder, D. (2010). Los correlatos neurales de la angustia relacionada con el tinnitus. Neuroimage 52, 470-480. doi: 10.1016 / j.neuroimage.2010.04.029

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Vanneste, S., Plazier, M., van der Loo, E., Van de Heyning, P. y De Ridder, D. (2011). La diferencia entre la percepción fantasma auditiva uni y bilateral. Clin. Neurofisiol. 122, 578–587. doi: 10.1016 / j.clinph.2010.07.022

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Vanneste, S., Song, JJ y De Ridder, D. (2018). La arritmia talamocortical detectada por el aprendizaje automático. Nat. Commun. 9: 1103. doi: 10.1038 / s41467-018-02820-0

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Varela, F., Lachaux, JP, Rodriguez, E. y Martinerie, J. (2001). La red cerebral: sincronización de fases e integración a gran escala. Nat. Rev. Neurosci. 2, 229–239. doi: 10.1038 / 35067550

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Weisz, N., Moratti, S., Meinzer, M., Dohrmann, K. y Elbert, T. (2005). La percepción y la angustia del tinnitus están relacionadas con la actividad anormal espontánea del cerebro medida por magnetoencefalografía. PLoS Med. 2: e153. doi: 10.1371 / journal.pmed.0020153

Resumen de PubMed | Texto completo de CrossRef | Google Académico

Weisz, N., Müller, S., Schlee, W., Dohrmann, K., Hartmann, T. y Elbert, T. (2007). El código neural de la percepción fantasma auditiva. J. Neurosci. 27, 1479-1484. doi: 10.1523 / jneurosci.3711-06.2007

Texto completo de CrossRef | Google Académico

Palabras clave : terapia de reentrenamiento del tinnitus, electroencefalografía cuantitativa, modelo neurofisiológico, potencia cortical, conectividad.

Cita: Lee SY, Rhee J, Shim YJ, Kim Y, Koo JW, De Ridder D, Vanneste S y Song JJ (2019) Cambios en la actividad oscilatoria cortical en estado de reposo 6 meses después de la terapia de reentrenamiento modificada del tinnitus. Frente. Neurosci. 13: 1123. doi: 10.3389 / fnins.2019.01123

Recibido: 05 de mayo de 2019; Aceptado: 04 de octubre de 2019;
Publicado: 18 de octubre de 2019.

Editado por:Gottfried Schlaug , Beth Israel Deaconess Medical Center y Harvard Medical School, Estados Unidos

Revisado por:Lars Rogenmoser , Georgetown University, Estados Unidos
William Sedley , Newcastle University, Reino Unido

Copyright © 2019 Lee, Rhee, Shim, Kim, Koo, De Ridder, Vanneste y Song. Este es un artículo de acceso abierto distribuido bajo los términos de Creative Commons Attribution License (CC BY) . El uso, distribución o reproducción en otros foros está permitido, siempre que se acrediten al autor original y al propietario del copyright y que se cite la publicación original en esta revista, de acuerdo con la práctica académica aceptada. No se permite el uso, distribución o reproducción que no cumpla con estos términos.

* Correspondencia: Jae-Jin Song, jjsong96@snubh.org ; jjsong96@gmail.com

Vía: Frontiers en neurociencia