Descifrando los Secretos de los Oídos desde la Perspectiva de la Medicina China

Artículos

Hace aproximadamente una semana, experimenté un resfriado que transformó mi vida en un desfile de pañuelos y sonidos apagados. El constante goteo nasal no me preocupó demasiado, pero la obstrucción en mi oreja derecha llevó la incomodidad a un nivel diferente, como si mi cabeza estuviera encerrada en una lata.Imagen de Freepik

La verdad es que rara vez pensamos en nuestros oídos hasta que algo sale mal. Esta tendencia es especialmente cierta en la actualidad, ya que he notado un aumento en pacientes con problemas directa o indirectamente vinculados a sus sistemas auditivos.

Aunque el funcionamiento del oído puede parecer simple, según la Medicina China, hay una perspectiva más profunda. Lynn Jaffee, acupunturista licenciada, comparte su conocimiento sobre cómo los acupunturistas observan los síntomas cercanos al oído en relación con el sistema renal.

El riñón, según esta antigua disciplina, no solo es responsable de la constitución corporal total sino también del equilibrio vital entre el yin y yang. Cada órgano tiene un componente sensorial, y para el riñón, ese componente se manifiesta en el oído y sus orejas. Aspectos como el crecimiento, el desarrollo y la fertilidad están vinculados a este órgano vital, incluso influyendo en cómo envejecemos.

Cuando el riñón se debilita, un síntoma común es la pérdida de audición o el zumbido en los oídos (tinnitus). En la clínica, si alguien llega con estos problemas, la conversación inevitablemente se dirige a la salud del sistema renal.

Con el envejecimiento, el tinnitus y la pérdida auditiva pueden convertirse en compañeros de vida. Estos son signos de la disminución constante de la esencia del riñón, afectando la constitución del cuerpo y, por ende, los oídos. Aunque la medicina china ofrece alivio para el tinnitus, el proceso puede llevar tiempo, ya que se trabaja para restaurar años de desgaste en el sistema renal, que ha estado bajo estrés implacable.

Desde una perspectiva occidental, el tinnitus puede considerarse como el intento del cerebro de compensar la pérdida auditiva. Es como aumentar el volumen de la música sin que realmente haya música, una señal de que el cuerpo está trabajando horas extras para ayudarnos a escuchar.

La pérdida de audición puede acelerarse con la exposición a ruidos fuertes, el tráfico, vivir cerca de un aeropuerto o asistir a conciertos a menudo. Incluso el consumo excesivo de aspirina puede desencadenar tinnitus, ya que los salicilatos excretados por los riñones pueden estresarlos, afectando los oídos.

Problemas como el bruxismo nocturno pueden causar trastornos temporomandibulares que afectan la audición y provocan dolor en el oído. Además, las trompas de Eustaquio bloqueadas pueden obstruir los oídos, afectando la audición y resolviéndose generalmente en unos días si son causadas por resfriados o gripes.

El sistema sensorial del oído, incluido el oído interno, responsable del equilibrio y la propiocepción, también puede ser afectado. Mareos y vértigos, que la medicina china diagnostica como «aire interno», son indicadores de desequilibrios en el yin y yang del riñón.

Afortunadamente, mis síntomas de oído fueron temporales, vinculados a mi resfriado. Si bien tendemos a olvidarnos de nuestros oídos hasta que nos causan molestias, prevenir problemas es clave. Evitar ruidos fuertes, cuidar la salud del sistema renal mediante descanso, gestión del estrés y una dieta rica en alimentos oscuros preparados con cariño son medidas preventivas que los riñones agradecerán.

Lynn Jaffee, acupunturista con licencia y autora de «Simples Pasos: El Camino Chino para Mejorar la Salud», comparte estas ideas desde su experiencia y conocimiento en AcupunctureTwinCities.com.