Explorando Terapias Complementarias para el Tratamiento de los Acúfenos: Opciones y Perspectivas

Artículos

Según el Dr. Coromina de la clínica Teknon, en España, aproximadamente el 18% de la población general experimenta acúfenos. Este fenómeno suele relacionarse con pequeñas lesiones en el oído interno, como se detalla en un artículo originalmente publicado en gabinetedepsicologia.com. – Imagen de Freepik.

Es importante destacar que, por lo general, los acúfenos no implican necesariamente gravedad a nivel físico. Sin embargo, se recomienda realizar una exploración por parte de un especialista para descartar otras posibles implicaciones. Estos sonidos pueden manifestarse de manera intermitente y, cuando están sincronizados con el ritmo cardíaco, se denominan acúfenos pulsátiles.

Se aconseja buscar la evaluación de un especialista en los casos en los que los acúfenos estén vinculados a la pérdida de audición, interfieran con la vida diaria (dificultades para dormir, asociación con la ansiedad, temor a no poder desempeñarse adecuadamente, temor a volverse loco) o experimenten un aumento en la intensidad del ruido o de las sensaciones pulsátiles asociadas al acúfeno.

Causas del Tinnitus

Las fuentes especializadas, como emedicinehealth.com, describen diversas causas del tinnitus, destacando las siguientes:

  • Envejecimiento y pérdida de audición.
  • Traumatismo en la cóclea (ruido, drogas, sustancias químicas o golpes).
  • Bruxismo.
  • Consumo excesivo de sustancias como aspirina, aminoglucósidos antibióticos y quinina.
  • Enfermedad de Meniere.
  • Tumoraciones, anemia y problemas tiroideos.
  • Estrés, actuando como potenciador del bruxismo.

No hay medicamentos específicos demostrados como eficaces para tratar el tinnitus en sí mismo. El tratamiento varía según la causa subyacente, y es crucial identificarla para abordarla adecuadamente. En la mayoría de los casos, los pitidos en los oídos tienden a mejorar con el tiempo.

Aunque el cerebro aprende a adaptarse a los acúfenos y a ignorarlos, existen consejos útiles para enfrentarlos, como hacer ejercicio regularmente, mantener un nivel de ruido de fondo, escuchar grabaciones de sonidos relajantes y evitar la exposición a ruidos fuertes. Para casos vinculados a bruxismo, se recomienda el uso de una férula de descarga.

Cuando los pensamientos obsesivos asociados al tinnitus afectan, la terapia cognitivo-conductual puede ser beneficiosa. La terapia psicológica aborda la tendencia a obsesionarse, reconociendo que la constante verificación del sonido puede potenciar la centración constante en el tinnitus.

En algunos casos, esta obsesión puede paralizar la vida diaria, contribuyendo a la percepción subjetiva de que el tinnitus se intensifica con el tiempo. La dificultad radica en que, cuando el ruido proviene del propio oído, la solución no es tan simple como apagar su fuente.

El Riesgo de que la Vida Gire en Torno al Acúfeno

Frente al tic-tac de un reloj, el motor de una máquina o una gotera, se pueden tomar medidas o aprender a convivir con ellos. Sin embargo, en el caso de los acúfenos, muchas veces no queda más opción que aprender a vivir con ellos, siempre y cuando se reciba un tratamiento médico adecuado.

La psicología cognitivo-conductual propone diversas estrategias para lograr la calma ante los acúfenos, minimizando así su impacto en la vida diaria. Esta forma de terapia combina la terapia cognitiva, que analiza pensamientos no deseados, actitudes y creencias, con la terapia conductual, que se centra en el comportamiento y su relación con los pensamientos.

Aunque la terapia cognitivo-conductual no parece reducir el volumen de los sonidos percibidos, sí ayuda a enfrentar los pensamientos negativos y las emociones asociadas a través de técnicas específicas de entrenamiento. Se destaca que la depresión o la ansiedad pueden exacerbar el tinnitus.

Una terapia psicológica para abordar los acúfenos generalmente consta de varias fases:

Psicoeducativa: Información sobre los aspectos fisiológicos y psicológicos implicados en el problema.

Evaluación del Impacto: Análisis de cómo el acúfeno afecta la vida del paciente.

Explicación de Mecanismos Obsesivos: Abordaje de los patrones obsesivos de control.

Entrenamiento: Tareas y pautas para reducir comportamientos obsesivos y afrontar los temores asociados al tinnitus, como el miedo a no dormir, a no rendir laboralmente, a obsesionarse, y a no disfrutar de la vida.

Terapia de Readiestramiento para el Tinnitus (TRT)

Esta terapia emplea un dispositivo similar a un audífono que se coloca en o detrás de la oreja. Emite un nivel bajo de ruido durante seis a 20 horas al día, especialmente en entornos tranquilos. Aunque no elimina completamente el tinnitus, ayuda a que sea menos intrusivo.

Con el tiempo, la percepción del acúfeno disminuye, integrándose más fácilmente en la rutina diaria. Aunque se necesita más investigación, se están logrando éxitos prometedores con la terapia de readiestramiento para el tinnitus.

Terapias Complementarias para el Tratamiento de los Acúfenos

En el abordaje alternativo de los acúfenos, diversas terapias complementarias han sido propuestas, entre ellas:

Yoga: Se considera como un enfoque que puede contribuir al bienestar general y reducir el estrés, aunque se requiere más investigación para determinar su impacto específico en los acúfenos.

Hipnosis: La hipnoterapia puede ayudar a disminuir la percepción del volumen de los sonidos, aunque se necesita más investigación para validar su eficacia de manera concluyente.

Acupuntura: Aunque los resultados de la acupuntura en el tratamiento de los acúfenos han sido contradictorios, se requieren más estudios controlados para evaluar su efectividad de manera precisa.

Homeopatía: Se ha sugerido como un enfoque para el tratamiento de los acúfenos, pero la evidencia científica en este campo es limitada y se necesita más investigación para comprender su verdadera eficacia.

Ginkgo Biloba: Esta hierba se ha utilizado en la medicina tradicional para abordar problemas de audición. Sin embargo, los estudios sobre su efectividad para tratar los acúfenos han arrojado resultados mixtos, lo que subraya la necesidad de investigaciones adicionales.

Es importante destacar que, aunque estas terapias complementarias pueden ofrecer alivio para algunos individuos, la evidencia científica que respalde su eficacia en el tratamiento de los acúfenos aún es limitada, y se recomienda precaución.

Antes de embarcarse en cualquier tratamiento complementario, es aconsejable consultar con un profesional de la salud para evaluar la idoneidad y seguridad del enfoque seleccionado.