Vivir con una pérdida auditiva discapacitante sin tratar conlleva una serie de consecuencias negativas personales

Artículos Estudios Investigaciones

Buscar un tratamiento profesional para la pérdida auditiva puede solucionar la mayoría de efectos negativos que esta acarrea. Las personas que tratan su pérdida de audición discapacitante con audífonos o implantes auditivos consiguen una mejora sustancial en su salud y su calidad de vida.

Las personas que viven con una pérdida de la audición discapacitante y no siguen ningún tratamiento se ven afectadas por una serie de consecuencias negativas que repercuten en su salud personal, vida social y situación económica. El uso de audífonos y otras soluciones auditivas elimina o reduce en gran medida los efectos nocivos provocados por la pérdida auditiva discapacitante en las personas.


Todo esto viene documentado en un exhaustivo informe científico que lleva por título Hearing Loss – Numbers and Costs («Pérdida de audición: cifras y costes»), elaborado por Bridget Shield, catedrática emérita de la Universidad Brunel de Londres, en colaboración con el profesor Mark Atherton de la misma universidad.

Salud mental y física
La pérdida auditiva discapacitante sin tratar acarrea una serie de efectos perjudiciales en la salud física y mental. El informe documenta que gran cantidad de estudios médicos han descubierto que la pérdida de la audición discapacitante no tratada aumenta el riesgo de depresión y otros trastornos crónicos como pueden ser las enfermedades cardiovasculares. La pérdida auditiva discapacitante sin tratar también está relacionada con un elevado deterioro cognitivo.

Vida social
Las personas que viven con una pérdida auditiva discapacitante y no se la tratan suelen sentir fatiga, flaqueza y soledad, además de ser menos activas físicamente. La pérdida auditiva discapacitante no tratada afecta, así mismo, a las relaciones familiares y puede desembocar en un aislamiento social.

Vida laboral y economía
El informe recoge evidencias sólidas que respaldan que las personas con pérdida auditiva ganan de media bastante menos que las personas con audición normal. Además, también documenta que las cifras de desempleo de la población que no trata su pérdida de audición son superiores a las de la población que no presenta pérdida auditiva alguna. Por último, las personas que viven con una pérdida de audición tienen menos ingresos, pues ocupan a menudo puestos de trabajo menos exigentes u optan más por la jubilación anticipada que las personas sin pérdida auditiva.


Calidad de vida
En general, la pérdida de la audición discapacitante sin tratar trae como consecuencia un deterioro enorme de la calidad de vida. El informe revela que esta se ve más mermada según aumenta la gravedad de dicha pérdida de la audición.

Tratar la pérdida auditiva ayuda
Buscar tratamiento para la pérdida de audición, ya sea mediante audífonos u otras soluciones auditivas, contribuye a que las personas no se vean afectadas por las consecuencias negativas antedichas.

Las personas que tratan su pérdida auditiva gozan de una mejor salud física y mental y el riesgo que corren de desarrollar deterioro cognitivo no es más elevado que el de las personas con audición normal.

Además, según manifiestan los propios usuarios, llevar audífonos u otras soluciones auditivas supone un aumento y una mejora de su vida social, al tiempo que repercute positivamente en sus relaciones familiares.
Los portadores de audífonos ganan de forma considerable más que los que no los llevan. La brecha entre ambos grupos crece conforme aumenta la gravedad de la pérdida auditiva. Además, la tasa de desempleo de los que no utilizan audífonos es prácticamente el doble de la de los usuarios de estos aparatos.

Examine su audición
«El informe documenta que la pérdida auditiva discapacitante sin tratar conlleva una serie de consecuencias personales negativas, pero estos efectos nocivos se pueden remediar o mitigar tratando dicha pérdida de audición con audífonos o implantes auditivos», señala Kim Ruberg, Secretario General de Hear-it AISBL, responsable de la publicación del informe.

«Si cree que puede tener algún tipo de pérdida auditiva, lo mejor es que se ponga en manos de un profesional para que le haga una prueba de audición».

Vía: hear-it

Comparte en.....