El Ginkgo biloba como tratamiento para el acúfeno

Artículos Terapias

El extracto de Ginkgo biloba es utilizado en la medicina tradicional China desde hace miles de años. En la actualidad el extracto estandarizado EGb-761 es empleado ampliamente para tratar el tinnitus, de hecho en 2001 fue el fármaco más prescrito en Europa occidental por los médicos de Atención Primaria para tratar los acúfenos.

Los compuestos más activos de este extracto son glucósidos flavonoides y terpenoides (ginkgólidos A, B, C, J y bilobalida). Como mecanismo de acción se han propuesto varios mecanismos: efecto vasodilatador, hemorreológico, antiagregante plaquetario, antioxidante, y neuroprotector.


Además de para los acúfenos, se emplea para la “insuficiencia circulatoria cerebral”, trastornos vasculares periféricas y en diversas formas de pérdida de memoria. A partir de la década de los 80 del pasado siglo, se empezó a sospechar que buena parte de la supuesta eficacia del extracto se debía a su efecto placebo, apareciendo en la literatura resultados contradictorios.

El estudio de Drew y Davies (2001), un ensayo clínico doble ciego controlado con placebo y realizado con una serie amplia de pacientes, puso de manifiesto que en los acúfenos el Ginkgo biloba no es más eficaz que el placebo. El trabajo de Rejali et al. (2004) recoge ya en el mismo título del artículo la conclusión de que el Ginkgo biloba no beneficia a los pacientes con acúfenos.


Estos autores realizan primeramente un ensayo clínico doble ciego aleatorizado en el que resulta que no hay diferencias significativas frente a placebo en las puntuaciones alcanzadas en el THI, el Glasgow Health Status Inventory (GHSI) y el umbral tonal medio en las frecuencias de 0.5, 1, 2 y 4 kHz.

Después efectúan un metanálisis de 6 ensayos clínicos doble ciego controlados por placebo y aleatorizados, en el que incluyen el suyo propio, mostrando como un 21.6% de los sujetos tratados con Ginkgo biloba obtenían beneficio frente a 18.4% de los que se les administró placebo sin apreciarse diferencias estadísticamente significativas con una odds ratio de 1.24 (IC: 0.89 -1.71).

Igualmente, en la revisión sistemática efectuada para la Cochrane Collaboration (Hilton y Stuart, 2004) también se subraya que no hay pruebas que sugieran que Ginkgo biloba sea eficaz para el tinnitus como trastorno principal. A pesar de estas conclusiones, lo cierto es que se sigue utilizando, probablemente por su baja incidencia de efectos secundarios.

Fuente:  Ponencia Oficial XXIV Congreso de la Sociedad Andaluza de Otorrinolaringología y Patología Cérvico-Facial, Acúfenos como señal de malestar