Auriculares de botón mas perjudiciales para la audición que los cascos

Artículos Consejos Investigaciones Noticias

Se puede llegar a perder hasta un 90% de las fibras nerviosas de la cóclea por el uso frecuente de auriculares de botón, según indica un estudio. Los auriculares de botón, incluso si se usan con un volumen moderado pueden causar un daño permanente en la capacidad auditiva.

Investigadores del Laboratorio Eaton Peabody de la Escuela de Medicina de Harvard, en Estados Unidos, han descubierto que se puede perder hasta un 90% de las fibras nerviosas de la cóclea sin que se pierda la capacidad de detectar los sonidos en entornos silenciosos, sin embargo, si existe ruido de fondo, la capacidad auditiva disminuye considerablemente.


Es decir, las células ciliadas del oído interno pueden estar perfectamente sanas, pero la audición merma porque se ha producido un daño en la sinapsis o impulso nervioso neuronal.

Pérdida de audición oculta

Durante décadas, los científicos han investigado casi exclusivamente el comportamiento de las células ciliadas como indicadores de la pérdida de audición. Ahora, un estudio publicado por la Sociedad Americana de Acústica ha descubierto que existe también una “pérdida de audición oculta”, aportando un nuevo enfoque para proteger la audición.

Las ondas sonoras viajan a través del oído medio a la cóclea situada en el oído interno, donde se estimulan las células ciliadas. El órgano de Corti, dentro de la cóclea, transforma entonces el movimiento físico de las células ciliadas en impulsos eléctricos que llegan al cerebro. Es en esta parte del proceso donde residen los nuevos hallazgos.


Daño de los nervios auditivos

Los auriculares de botón generan ondas sonoras dañinas de gran intensidad directamente en la cóclea, incluso a volúmenes moderados. Hasta la fecha, no existe un tratamiento para reparar los daños de los nervios cocleares, por tanto, los investigadores recomiendan encarecidamente precaución en su uso.

Las fibras nerviosas no se pueden conectar de nuevo”, explica Charles Liberman, director del Laboratorio Eaton Peaboy y jefe del estudio. “Dejan de reaccionar ante los sonidos, y al cabo de unos meses o años, el resto de la neurona desaparece”.

Regla de oro 60 x 60

Para reducir el riesgo de padecer una discapacidad auditiva, se recomienda utilizar cascos en lugar de auriculares de botón. Estos proporcionan un sonido más natural y atenúan la entrada directa del sonido al oído interno. Asimismo, los expertos sugieren no olvidar la regla de oro 60 por 60: no subir el volumen más de un 60 por ciento ni escucharlo durante más de 60 minutos.

Fuente: hear-it.org – Imagen de StockSnap en Pixabay

Comparte en.....